Virgin Galactic: en 2019 parte el turismo espacial

La Hora

Lunes 17 de diciembre de 2018

De los tres multimillonarios emprendedores con meganegocios diversificados y que tienen el espacio como una de sus metas, Richard Branson es el que está más cerca de su meta: convertir los viajes fuera del planeta Tierra en una vertiente del turismo. Eso gracias al exitoso despegue y retorno de su avión SpaceShip Two, que el jueves pasado superó los 82,7 kilómetros de altura.

La nave de Virgin Galactic, ensamblada a dos cohetes, que se desprendieron tras darle impulso, despegó de California y al llegar a la altitud antes descrita, sus dos pilotos comenzaron a sentir la ingravidez y pudieron ver la curvatura del planeta.

Con ello, y por esta vez, quedaron en el segundo lugar de la carrera Jeff Bezos, dueño de Blue Origin, además del gigante de las ventas on line Amazon; y Elon Musk, cerebro de Space X y de la industria de autos Tesla y del sistema de pagos de internet PayPal.

Fortunas más o menos, Branson los superó y además dejó claro que en 2019 su SpaceShip Two y otras naves similares saldrán fuera del planeta con turistas a bordo.

Esta vez es cierto, ya que en 2008 dijo que era cuestión “de 18 meses” realizar esa idea, pero se tardó seis años en poner una nave en camino y con desastrosas consecuencias, ya que en 2014 fracasó estrepitosamente y murió Michael Alsbury, el piloto del avión experimental.

APERTURA

Pero en 2016 la firma retomó las operaciones y el jueves pasado salió técnicamente del planeta y volvió. “Hoy hemos probado que Virgin Galactic puede abrir el espacio al mundo entero”, destacó Branson, quien, según informó la agencia noticiosa Reuters, ya tiene 2019 como meta para explotar estos viajes con fines turísticos.

Y la compañía comenzó a vender boletos para sus salidas, con más de 600 personas que ya tienen un ticket, claro que por 250.000 dólares cada uno… y todo por estar 90 minutos fuera de la Tierra.