Todos se rinden ante Octopath Traveler

La Hora

Lunes 30 de julio de 2018

En tiempos donde el realismo y la precisión gráfica suelen ser dos de los atributos más importantes para valorar la calidad de un videojuego, sorpresa ha causado la irrupción de “Octopath Traveler”, título de Nintendo Switch que llegó para robustecer la división de los juegos RPG y que en menos de un mes dominó a los fanáticos y la crítica especializada.

Este género, conocido como “juegos de rol” en este lado del mundo y caracterizado por cuadros de diálogo y ataques por turno, tiene a su haber éxitos como “Final Fantasy”, “Pokemon” o “The Witcher III”. Y luce ahora entre sus destacados este título desarrollado por Square Enix, que sorprendió a propios y extraños.

Primero fueron los sitios especializados los que valoraron su apariencia “nostálgica”, combinando un diseño al estilo de los 16 bits con una historia robusta que combina el destino de los ocho personajes seleccionables y después el propio Nintendo, que lo presentó para Switch y se vio en apuros porque este se agotó rapidamente en Japón (donde en pocos días se vendieron las 110 mil copias físicas disponibles) y Estados Unidos, obligando incluso a apurar los procesos de reposición.

“Tomamos inspiración en el pixel art de nuestros propios juegos de rol, refrescándolos con la tecnología actual. En segundo lugar, tenemos la interactividad pues cada personaje puede interactuar con los residentes de Osterra a través de las Path Actions y el último punto clave es la libertad, desde la elección del personaje inicial hasta el devenir de los acontecimientos está en manos del jugador”, es parte de lo que declaró Keisuke Miyauchi, director del juego al blog de Nintendo, sobre el “retorno” a un diseño más retro.

¿Puede eso bastar para triunfar en el cada día más exigente mundo de los videojuegos? Seguramente no, pero haberle agregado dinámicas actuales a una fórmula conocida parece ser la receta de este éxito.