¿Plaza Baquedano o Dignidad? Expertos y políticos debaten

La Hora

Lunes 09 de diciembre de 2019

Las movilizaciones sociales en la capital han tenido como punto de encuentro Plaza Baquedano, un lugar emblemático que fue bautizado de manera simbólica por los manifestantes como Plaza Dignidad.

Esta idea fue tomada por los concejales de la comuna de Providencia, Jaime Parada (Independiente) y Tomás Echiburú (RD), quienes presentaron una moción en el concejo municipal para cambiar el nombre de la importante plaza.

“Hicimos una moción, y ahora pueden pasar varias cosas. Si se acepta, podríamos reunirnos con urbanistas, patrimonialistas, y a lo mejor someterlo a una consulta. Si se aprueba pasaría a una instancia previa que se llama el Consejo de la Sociedad de Civil, que tendría que emitir un voto no vinculante y luego de eso nosotros emitimos un voto vinculante como concejales”, explica Parada.

Ahora la idea está sobre la mesa y en discusión municipal, y aunque hay una parte de la población que apoya el cambio, hay otra que está completamente en desacuerdo.

Quienes suscriben la idea destacan el poco conocimiento que hay sobre el héroe militar, mientras otros creen que no es una prioridad ahora.

Iván Poduje, arquitecto, consejero Consejo Nacional Desarrollo Urbano, experto en urbanismo.

«Me parece un descriterio completo, de una frivolidad enorme cambiarle el nombre a un sector que está destruido hoy día, hay más de 30 edificios patrimoniales vandalizados, hay locales saqueados, hay gente que ha perdido el trabajo de toda una vida, hay espacios públicos destruidos, entonces en ese contexto, ponerle plaza de la Dignidad a un lugar donde ha ocurrido todo esto, me parece absolutamente descriteriado. Les diría a los concejales que caminen por el lugar y hablen con las personas que han perdido sus locales y vayan a ver los monumentos históricos que se han destruido, las estaciones de Metro clausuradas”.

Jaime Parada, concejal Providencia, Impulsor del cambio de nombre.

«No impulsamos una idea nuestra si no más bien canalizamos una idea que surgió de la ciudadanía y por lo tanto queremos ofrecer la plataforma institucional que tenemos para que la ciudadanía puede exponer esta idea (…) Tiene además otro contexto que es el vacío de sentido que tiene la Plaza Baquedano, en la medida que es un general del siglo XIX con logros militares y que la gente no sabe quién es y por qué está ahí. Esto no es contra Baquedano, y si se aprueba el cambio de nombre sería bueno cuidar la estatua trasladándola a un lugar cercano, pero por el momento está vaciada de sentido en ese lugar donde está emplazada”.

Rodrigo Guendelman, fundador Santiago Adicto.

«Es una idea válida, no necesariamente urgente, me parece que hay dejar que decanten un poco los procesos para entender mejor los acontecimientos. Ocurre que llevamos 80 años diciéndole Plaza Italia, por lo tanto tenemos un antecedente que es muy fuerte por lo que no hay necesariamente una gran pérdida si le cambiamos el nombre. Yo creo que una gran parte le seguirá diciendo Plaza Italia hasta el día que se muera y es probable que la gente más joven, de aquí en adelante le diga plaza de la Dignidad”.

Sergio Estrada, historiador y académico de la Escuela de Educación Universidad Mayor.

«Estoy completamente de acuerdo con cambiarle el nombre porque responde a un proceso de empoderamiento de parte de la ciudadanía expresada en este movimiento social (…) El monumento tiene varias problemáticas, es militar, de un personaje que tiene cierta importancia desde la historia militar y también la política. Pero en este caso, la ciudadanía no tiene un vínculo efectivo o real con él, de hecho le siguen llamando Plaza Italia. Por lo tanto, considerando que se cambie el nombre, también deberíamos pensar en repensar y rediseñar el espacio en términos de todos los elementos que lo componen”.

Sebastián Torrealba, diputado RN por Providencia.

«Estoy de acuerdo en ponerle Plaza de la Dignidad, creo que es un nombre que realza su importancia, sobre todo ahora con el rol que ha tenido este espacio de la ciudad con respecto a las movilizaciones sociales pacíficas. Sería bueno que estas consultas que se van a realizar en los municipios se le pregunte a los vecinos si están de acuerdo con el cambio de nombre”.