Chilenos de Racing amargaron el debut de Diego Maradona

La Hora

Lunes 16 de septiembre de 2019

Las pantallas de todo el mundo emitieron ayer el debut de Diego Maradona en el banco de Gimnasia y Esgrima de La Plata y aunque fue una derrota para el Lobo ante Racing Club por 2-1, todos los focos apuntaron al Pelusa como nuevo DT del club más antiguo de Argentina.

Ante un estadio colmado por 26 mil socios de Gimnasia, “D10S” entró a la cancha caminando, a paso lento, delicado todavía de la operación a la que fue sometido de su rodilla derecha.

Antes de sentarse a dirigir, Maradona posó con el equipo en una foto histórica, como un jugador más, y luego se pegó en el pecho y agradeció a los palcos la visita de su amigo, Claudio Paul Caniggia.

La fiesta estaba lista, pero Gimnasia se encontró al frente con un Racing -campeón vigente de la Superliga- muy bien plantado y en el que brillaron los chilenos Eugenio Mena y Gabriel Arias, y que supo abstraerse de todo el show que estaba montado entorno a la imagen de Maradona.

“No nos metimos en eso, y gracias a esa actitud nos quedamos con el partido. Vi a Diego de lejos, pero no lo alcancé a saludar”, dijo el meta de la Roja.

No se preocupa

Por su parte, el “Pelusa” también entregó su apreciación del encuentro. “El campeón argentino no fue más que nosotros. Nunca nos llevó por delante ni nos superó”, dijo el “10”, quien recalcó que “acá no hay que llorar, hay que seguir trabajando”.

Fiel a su estilo, Maradona no estuvo lejos de la polémica, y sobre los constantes reclamos del DT de Racing, Eduardo Coudet, dijo “parecía estar en un teatro de revistas”.