Realizan perfil de los jóvenes chilenos

La Hora

Jueves 22 de agosto de 2019

Reveladores resultados se desprendieron de la Encuesta Casen 2017 respecto a la situación de los jóvenes en nuestro país.

Según la encuesta, el 78,7% de los jóvenes entre 15 y 29 años están solteros, mientras que el 16% de ellos convive y solo el 4,6% está casado. La cifra contrasta con los porcentajes del año 1990 cuando el 66,8% de los jóvenes estaba soltero, el 4,2% convivía y 27,4% de ellos estaba casado.

Otra importante conclusión que dejó el estudio es que el 50,4% de los jóvenes participa del mercado laboral (está ocupado o buscando trabajo), versus el 63,1% en el caso de las personas mayores de 30 años.

Además, del total de jóvenes de entre 15 y 29 años, el 35,4% solo trabaja, el 36,9% solo estudia, el 7,2% estudia y trabaja, el 5,7% solo busca trabajo y, finalmente, el 12,7% no estudia ni trabaja.

También destaca que un 9,2 % de jóvenes están sumidos en la pobreza, y en 2006 era un 27,5 %.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel, indicó que “las buenas noticias que nos da la encuesta es que primero los jóvenes tienen una escolaridad de 12,6 años promedio y por lo tanto, nuestra juventud está estudiando hoy más años, por lo tanto, probablemente va a tener mayores ingresos que las generaciones anteriores”.

Respecto al mercado laboral, la subsecretaria de Desarrollo Social y Familia, Alejandra Candia, indicó que “la brecha de participación entre hombres y mujeres es mucho menor en este grupo de la población, donde el 44,6% de las mujeres jóvenes participa versus el 56,1% de los hombres”.

ANÁLISIS

Sebastián Escobar, Magíster en Ciencias Sociales y profesor de la carrera de Educación Básica de la U. Finis Terrae, destaca que hoy los jóvenes prefieren la soltería porque “cultural y generacionalmente existe una forma de vivir las relaciones afectivas desde otra óptica, donde el casarse ya no pasa a ser necesariamente una meta o acción a alcanzar por parte de las parejas. En este sentido, han emergido otro tipo de relaciones en donde priman las convivencias sin una formalización necesariamente legal. Además, habría que tener en cuenta el casamiento ha ido en descenso paulatino los últimos años, por lo que no es un fenómeno exclusivo actual”.

En relación a los jóvenes que participan del mercado laboral, destaca que “me parece que la preocupación no debe ir necesariamente en si buscan o están actualmente trabajando, sino que habría que poner atención por un lado en el desempleo estructural joven (supera los 15 puntos) y también en los tipos de empleo que los jóvenes están ocupando, cabe entonces preguntarse: ¿en qué trabajan los jóvenes chilenos? ¿Cómo son sus condiciones laborales, ya sea respecto a la precarización y los salarios que reciben? Y finalmente ¿cómo ha sido el papel de supervisión y regulación del Estado y las Políticas Públicas en esto?