Destinan 5 millones de dólares para remodelar Estadio Nacional

La Hora

Viernes 23 de agosto de 2019

El esfuerzo en conjunto entre el Gobierno, el Ministerio del Deporte, la Intendencia de la Región Metropolitana y la ANFP permitió que Santiago sea la ciudad que albergará la primera final única de la Copa Libertadores, partido que se disputará este año en el Estadio Nacional el próximo 23 de noviembre.

River Plate, Cerro Porteño, Boca Juniors, Liga Deportiva Universitaria de Quito, Palmeiras, Gremio, Inter de Porto Alegre y Flamengo son los ocho equipos que están disputando un cupo para jugar en el coliseo ñuñoíno, el cual inició pequeñas remodelaciones hace algunas semanas y que iniciará la parte gruesa de las obras el próximo lunes. La información sobre las entradas y precios también ya está disponible.

Con una inversión de US$5,2 millones, el Estadio Nacional ya inició los trabajos de pintado y conservación, mientras que también hay sectores repavimentados para así cumplir con las normas que exige la Conmebol, tal como lo indicó hace algunos días Pauline Kantor, la ministra del Deporte.

“El estadio va a tener todos los ajustes necesarios, que no son muchos, pero que nos exige la Conmebol y que nosotros nos comprometimos a realizar”, destacó en ese momento.

A pesar de que quedan varios meses por delante, la antigüedad del estadio más importante de nuestro país -este 2019 cumplió 80 años- exige varios trabajos que comenzarán tras el clásico universitario.

“Este es un gran desafío que se alinea a la política que estamos trabajando, donde queremos posicionar a Chile como un lugar sede de grandes eventos deportivos. Vamos a asumir con la mayor de las responsabilidades esta oportunidad y dejar un legado no sólo para las futuras generaciones de nuestro país, sino que ojalá que para todo el mundo”, explicó la ministra.

La parte gruesa de los trabajos consiste en la remodelación del sector de la prensa, palco y salones, además de mejoras en los accesos y pasillos del lugar.

A su vez, se reemplazarán las butacas necesarias, cambiarán todos los baños del estadio, modernizarán los camarines, se pintará tanto el exterior como partes del interior y se construirá un nuevo ascensor en el sector Pacífico. El pasto también tendrá un tratamiento especial. Se espera que la nueva cara del Estadio Nacional sirva como base para recibir los próximos Panamericanos de 2023.