Columna de Catalina Droguett: Actuar es urgente

La Hora

Lunes 12 de agosto de 2019

Sin duda, hemos llegado a una situación límite. Durante años, nuestro planeta dio señales, lamentablemente no supimos escucharlo y hoy vemos los resultados.

Así lo refleja el último informe sobre la Economía del Clima de la ONU, que constata las tremendas consecuencias del calentamiento global, incluyendo el deterioro de los arrecifes de coral, el aumento del nivel del mar, la pérdida de los glaciares del Ártico, el descenso de los rendimientos de las cosechas, entre muchas otras situaciones dramáticas que nos indican que estamos en medio de una crisis climática.

Actuar es urgente, el reto es frenar o revertir el escenario actual. Según ha indicado el mismo organismo, limitar el calentamiento a 1,5 °C en lugar de en 2 °C, permitirá la exposición de 420 millones de personas menos a altas olas de calor, la supervivencia de algunos arrecifes de coral tropicales y menores pérdidas de especies de flora y fauna.

Y para eso, los próximos diez años son clave. Algo similar ocurre con la reducción de emisiones de carbono. Antes de 2030, estas deben aminorarse un 45 % con respecto a la cifra de 2010.

En este contexto, el punto más improtante es que no basta con que los gobiernos conviertan este objetivo en su bandera de lucha ni que las empresas la incluyan, en el mejor de los casos, dentro de sus estrategias de negocios.

Velar por un mejor presente y futuro para la Tierra que todos habitamos es una misión que está en cada uno de nosotros los ciudadanos. Cada vez compras un producto debes preguntarte sobre su procedencia y premiarlos con tu consumo solo si son productos sustentables en lo social, económico y medio ambiental.

Cada vez que defines cómo alimentarte a ti y a tu familia prefiere orgánico, natural elimina procesados. Cada vez que conversas con un amigo o conocido, y le traspasas este mismo mensaje, estás contribuyendo a este gran desafío.

Conductora de Chile Sustentable.