Columna de Carlos Melo: Jornada laboral y transporte

La Hora

Martes 20 de agosto de 2019

Hasta ahora, la discusión respecto a la jornada laboral se ha circunscrito a la opción de reducirla o bien flexibilizarla. Sin embargo, se ha pasado por alto el impacto que estos proyectos tendrían en el sistema de transporte urbano, y los beneficios que se podrían generar para todos. Los tiempos de traslado influyen directamente en la productividad de las ciudades. Un mejor sistema de transporte, que reduce lo que nos demoramos desde y hacia el trabajo, puede incrementar el rendimiento y/o aumentar el tiempo libre de sus habitantes.

La jornada laboral tiene también un impacto sobre el desempeño de la locomoción colectiva. Con la jornada actual de 45 horas semanales, la mayoría de los viajes al trabajo se concentran en un bloque horario compacto en la mañana y las tardes, lo que obligar al sistema a operar a plena capacidad, circulando más lento producto de la congestión. Esta concentración horaria coincide además con el ingreso de colegios y universidades, lo que amplifica el problema.

Los proyectos en discusión tienen el potencial de modificar esta situación. El de flexibilidad podría generar que un grupo de trabajadores desplacen su horario de entrada o salida, reduciendo la sobrecarga en horas punta. Un cambio pequeño en el número de personas usando la red puede generar disminuciones importantes en la congestión, disminuyendo tiempos de traslado. Reducir la jornada, en cambio, permitiría generar un rango más amplio de horas de ingreso, cumpliendo una jornada laboral más corta a un horario razonable de término, y generando un efecto similar.

Es de esperar que esta variable sea considerada en la discusión y, sobre todo, que comencemos a trabajar en medidas de gestión de la demanda de transporte. La flexibilidad horaria, el teletrabajo o los cambios de horario de entrada, son medidas que pueden generar enormes beneficios en la reducción de tiempos de traslado para todos.

*Director Centro de Ingeniería y Políticas Públicas, U. San Sebastián. Red Ciudad Futura