¿Sin lucas para las vacaciones?: Tips para encalillarse responsablemente

La Hora

Jueves 11 de julio de 2019

Para solventar gastos inesperados, financiar fechas especiales, como por ejemplo las fiestas de fin de año o las vacaciones de invierno que ya se aproximan, muchas veces se toman decisiones desafortunadas que se convierten en el corto plazo en una pesadilla.

Para evitar estas situaciones y pedir préstamos con responsabilidad, Augusto Ruiz-Tagle, Co fundador de Destacame.cl – plataforma de inclusión financiera-, entrega 5 importantes tips para que no duela tanto el bolsillo encalillarse:

  1. Asegurar presupuesto: Lo primero es jerarquizar las necesidades y luego priorizarlas, para de esa forma elaborar un presupuesto realista y evaluar si se cuenta con el dinero necesario mes a mes para costear las cuotas de un nuevo crédito y contar con efectivo para los imprevistos. “El endeudamiento siempre debe ser pensando de manera responsable y conscientes de que el nivel de deuda que se toma debe ser manejable”, explica Ruiz-Tagle.
  1. Revisar producto adecuado: Informarse de las distintas formas de endeudamiento que ofrece el mercado y elegir la más adecuada para la necesidad que se requiere. “Por ejemplo no es lo mismo un crédito de consumo, uno hipotecario, ni los préstamos de las tarjetas bancarias, cada instrumento está pensando con una finalidad distinta y utilizarlos de forma informada es fundamental para actuar responsablemente”.
  1. Cotizar y comparar: Comparar el costo, y para esto lo más recomendable es fijarse en la Carga Anual Equivalente, CAE, y el Costo Total del Crédito, que es un indicador que permite la comparación entre las distintas alternativas que se ofrecen, lo que nos indica que en un mismo plazo y sobre un mismo monto, siempre será más barato el crédito que tenga la CAE más baja y costo total del crédito menor. Cotiza, cotiza, cotiza, te vas a dar cuenta que hay diferencias considerables.
  1. Recomendación de amigo: Es recomendable que el total de cuotas que se pague mensualmente (considerando todos los préstamos), no supere el 15% del sueldo. Esto ayuda a asegurar cierta capacidad de pago y a no terminar bajo la rueda cuando se falla a una o dos cuotas por imprevistos.
  1. Historial de buen pagador: Tal como se señalaba, lo más probable es que todos alguna vez necesitemos pedir un crédito, por lo que Ruiz-Tagle explica que “siempre recomendamos comenzar cuanto antes a reunir antecedentes positivos que demuestren que son personas responsables, y hoy en día hacerlo es muy fácil, por ejemplo, en Destacame.cl basta con inscribirse, y cargar las cuentas de consumo básico, para tener un puntaje. Ahora, además, también se puede pagar las cuentas, que permiten robustecer ese historial. Si este es positivo servirá para presentarlo al banco, si es negativo está la opción de ir mejorándolo con el tiempo”.