Columna Michael Boys: bienvenido y el remo

La Hora

Lunes 06 de mayo de 2019

La semana pasada regresó a Chile la selección chilena de remo juvenil y sub 23, que conquistó 15 medallas de oro, de 20 posibles, en el Sudamericano de la categoría en Río de Janeiro.

El éxito del remo chileno en todas las categorías no es casualidad; por el contrario, debería transformarse en el gran caso para inspirar y organizar a las federaciones deportivas nacionales rumbo a los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, y más allá.

Primero, la visión: Chile cuenta con excelentes condiciones para desarrollar la disciplina, una de las más completas del deporte. Esto lo entendieron tanto la federación como el Comité Olímpico de Chile, que impulsaron la creación del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Remo y Canotaje en Curauma, región de Valparaíso.

Segundo, el apoyo estatal: correctamente priorizado, el Instituto Nacional de Deportes ha financiado no sólo el mencionado CAR (y su veloz reconstrucción tras el incendio de 2016), sino también la preparación de los deportistas en Chile y en el extranjero.

Tercero, el trabajo integral: un plan de desarrollo de base en los polos tradicionales (Valdivia, San Pedro de La Paz, Valparaíso); la difusión de la práctica en edad temprana y la organización de más competencias para los clubes; el trabajo permanente de las selecciones nacionales, y el apoyo total a la verdadera élite, aquellos talentos que tienen opción de medallas en Mundiales, Juegos Panamericanos y Olímpicos.

Cuarto, el rol de los deportistas: las mellizas Antonia y Melita Abraham, con sus condiciones innatas, determinación y trabajo, han inspirado con simpatía a muchos futuros remeros y visibilizado la disciplina en los medios y las redes sociales.

La columna vertebral de todo este proceso ha sido el Head Coach de la Federación desde 2012, el catalán Bienvenido Front. Con sus vastos conocimientos, una voz de mando única y cercanía con deportistas y entrenadores, ha guiado cual timonel el plan más exitoso del deporte olímpico chileno en los últimos 50 años.

Y si este desarrollo se corona con éxito en Tokio, Bienvenido…