Columna Hernán Fonseca: más respeto con Johnny

La Hora

Lunes 13 de mayo de 2019

Johnny Herrera es uno de los ídolos históricos que tiene Universidad de Chile, y junto a los ocho títulos a nivel local y tres Copa Chile, el “Samurai” suma en sus palmarés la inolvidable Copa Sudamericana. Por lo mismo, el arquero merece respeto.

Con ocho partidos dirigidos en los azules, Alfredo Arias es apenas un aparecido, por lo mismo no tiene el derecho de sacar del equipo al emblema bullanguero.

Es cierto que Johnny ya no es el de antes, pero en ningún caso la pésima campaña de la “U” ha pasado por el rendimiento del arquero.

Herrera es dueño de la cinta de capitán, es a quien los hinchas admiran, y el tipo de jugador al cual los rivales temen. En cualquier minuto el “Samurai” tapa un penal, o se luce con una volada para la foto, y no tenerlo en el equipo será siempre un riesgo innecesario.

Dejarlo fuera del partido frente a Coquimbo puede ser, pero que Arias mejor borre de su mente omitir a Herera de cara al Superclásico.

Sí, Esteban Paredes puede convertirse en el máximo artillero del fútbol chileno en su cara, pero eso qué importa. La “U” necesita a su ídolo y referente en la cancha, por último para luego de una nueva derrota frente al archienemigo, levante uno a uno a sus compañeros de la cancha.

Johnny es de esos jugadores que hay uno en un millón, y el profe Arias es apenas un entrenador que llegó a Chile con la gran virtud de ser un maestro pizzero.

Quizás sus preparaciones son para chuparse los dedos, pero al borde de la cancha, el uruguayo sólo ha sido una máquina tomando malas decisiones.

¿Merece seguir en la “U”? Seguro salve a los azules del descenso, pero si sigue faltando el respeto a Herrera, mejor que agarre sus cosas y prepare una peperoni con doble queso.