Piñera viajará a Cúcuta a entregar ayuda humanitaria

La Hora

Martes 19 de febrero de 2019

El Presidente Sebastián Piñera anunció que el viernes viajará a Cúcuta, Colombia, para entregar ayuda humanitaria a Venezuela junto al su par colombiano, Iván Duque. “Venezuela y su pueblo necesitan apoyo internacional para recuperar su libertad y democracia”, señaló el mandatario chileno a través de su cuenta de Twitter, con el hashtag #AvalanchaHumanitaria.

Respecto al anuncio presidencial, el analista político Guillermo Holzmann señaló que “el viaje del presidente significa un apoyo a Iván Duque y una presión adicional al gobierno de Venezuela para que acepten la ayuda humanitaria”.

Dentro de su análisis agregó que “la presencia de Piñera en la frontera va a implicar presión  hacia Nicolás Maduro y también tendrá un impacto interno en la agenda al interior de Chile, entre aquellos partidos que defienden el retorno a la democracia en Venezuela y aquellos que defienden la posición de Maduro”.

En tensión

Actualmente Cúcuta, lugar donde se encuentra la frontera de Colombia con Venezuela, se ha transformado en el centro de atención, luego de que el gobierno de Maduro bloqueara el paso de la ayuda humanitaria enviada por países extranjeros y el lugar se llenara de voluntarios, militares y periodistas que esperan que la ayuda pueda ingresar al país. Desde el otro lado de la frontera, en Caracas se despliegan puestos sanitarios y un ejército de voluntarios preparándose para distribuir la ayuda humanitaria que llega desde el extranjero.

Son muchas las personas que se han inscrito como voluntarios, sin embargo, la compañía pública de telefonía de Venezuela, la CANTV, ha bloqueado por segunda vez la página de internet donde se inscriben los voluntarios, www.voluntariosxvenezuela.com, como un intento más de sabotear la operación de ingresar ayuda humanitaria.

Molestia europea

Otra polémica que se suma a la crisis política y social que se vive en Venezuela, es la molestia de Francia y España luego de que el gobierno venezolano prohibiera el ingreso de cinco eurodiputados que fueron invitados por el presidente encargdo, Juan Guaidó.

Respecto a esto, el canciller venezolano, Jorge de Arreaza,  aseguró que las autoridades ya habían informado a los diplomáticos europeos que no serían admitidos por entrar al país con fines conspirativos, por lo que se les instó a desistir y evitar una nueva provocación al gobierno de Maduro.

Desde Europa, el legislador español Esteban González Pons pidió que se les retiraran las credenciales a todos los embajadores de Maduro ante la Unión Europea, que se les confisquen los bienes y que se le impida la entrada a Europa al canciller De Arreaza, poniendo en jaque al Grupo Internacional de Contacto, que aboga por una salida negociada al conflicto interno venezolano.