“Me importa un coco”: Dueño de fundo que negaba acceso a playa encaró a autoridad

JPG

Miércoles 20 de febrero de 2019

“Hemos venido hasta acá para decirles que, si ustedes no cumplen con la ley, van a ser sancionados”, expresó ayer martes la ministra (s) de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo, tras llegar con apoyo de fuerza pública hasta la propiedad de la familia Jaramillo, que colinda con la playa Mónaco, en Pichilemu, y quienes mantenían un cierre ilegal que impedía el libre acceso al bordemar.

“Les hicimos llegar todas las notificaciones tras las fiscalizaciones que llevó a cabo nuestro Seremi”, añadió. Efectivamente, según el procedimiento realizado, el pasado 25 de enero se notificó en el Fundo Mónaco a los propietarios Marco, José y Marcial Jaramillo de lo que se venía.

fundo300aPosteriormente, el 7 y 8 de febrero, la unidad de fiscalización junto a la unidad de catastro del Ministerio de Bienes Nacionales visitaron la zona en la cual se fijaron las vías de acceso a las playas.

“Me importa un coco

Por redes sociales se difundió un video donde Renato Jaramillo encara al Consejero Regional, Bernardo Cornejo, quien le intentaba explicar que la resolución del año 1984 sobre Bienes Nacionales todavía estaba vigente.

“Me importa un coco, si no está vigente. No alegue, le vuelvo a decir: tiene que traer una orden judicial. Si quieren expropiar el camino yo se lo vendo, me lo pagan y pasan”, reclamó Jaramillo, quien amenazó a la autoridad con acusarlo al Intendente.

Playas abiertas

La acción de la autoridad ministerial representó el primer parte desde que entró en vigencia el jueves pasado la ley Playas Abiertas. La normativa establece que quienes prohíban el acceso libre y gratuito a las playas de mar, ríos y lagos del país se exponen a multas que van desde las 10 a las 100 UTM, es decir, hasta $4.900.000, y del doble en caso de reincidencia.

fundo300b“Ha existido una cultura que es un secreto a voces, donde todos los chilenos saben que existen playas maravillosas de las que todos quieren hacer uso pero que, sin embargo, están con portones cerrados con candados y queremos decirles que las playas no son privadas”, dijo Alejandra Bravo.

De acuerdo a las denuncias presentadas por la ciudadanía y a las fiscalizaciones realizadas por el Ministerio de Bienes Nacionales, la familia Jaramillo estaba incumpliendo con el acceso fijado por la resolución exenta N°5 del 2 de julio de 1984, que establece las vías de acceso a las playas de la zona, impidiendo el ingreso a la costa.

El Seremi de Bienes Nacionales de O’Higgins, Christian Villegas, llamó a denunciar este tipo de actos para facilitar la adecuada fiscalización “Esto marca un importante precedente, y hacemos un llamado a la comunidad a seguir denunciando, porque esto nace a raíz de una denuncia que se hizo a través de nuestra web”.