Víctima de baleo contó los problemas que tenía con el hijo de "Luli"

La Hora

Viernes 11 de enero de 2019

A días de que el tribunal decidiera dejar al hijo de Nicole Moreno (Luli) en un centro del Sename por participar en el baleo a un joven de 16 años en Las Condes, ,la víctima del ataque contó detalles del hecho.

El menor, en conversación con el matinal Muy Buenos Días, detalló cómo fueron los primeros problemas que tuvo con el hijo de la modelo.

“Yo estaba comiendo con dos amigos y él pasó la primera vez mirándome feo con tres amigos. Yo ahí le dije a mi amigo ‘¿por qué me mira tan feo?’ y después pasó con seis amigos y sin parar de mirarme. Yo terminé de comer y salí y le pregunté por qué me miraba tan feo y me dijo que no me acercara tanto porque tenia una manopla”.

Según la versión de la víctima, el hijo de “Luli” pensaba que entre él y su expolola había algún tipo de relación amorosa. Sin embargo, el menor baleado señaló que “ella es amiga. Yo me juntaba con una prima de ella, por eso nos decíamos primos”.

“La segunda vez nos topamos en General Blanch, en el mirador cuando yo estaba con mi amigo y él se acercó y lo saludó y mi amigo le dijo ‘pero yo no estoy solo’ y él le dijo ‘pero este hueón me tiene mala’, yo le dije ‘¿cómo que hueón?’, me dijo ‘pero si me tienes mala, mira cómo hablas’, yo le dije ‘mira cómo me hablaste tú primero’. Ahí mi amigo dijo ‘es Año Nuevo, empecemos un año diferente’ y él dijo ‘borrón y cuenta nueva’ y me dio la mano”, relató.

En ese sentido agregó que “después de eso un amigo de él llegó esa noche y me acuerdo que le dijo que aquí estaba yo y que me pegaran, pero como yo estaba con mi amigo y lo conocen, no dejó que me pegaran y nos fuimos al tiro, porque eran muchos”.

Finalmente y respecto al episodio en el que terminó baleado, el menor contó al medio que el hijo de la modelo lo invitó de manera insistente a salir. “Al principio le decía que no, pero cuando me dijo que estaba afuera de la casa de mi vecino para que no llegara a mi casa, yo salí al tiro, pero él ya estaba acá atrás esperándome. Tenía a mi otro amigo agarrado”.

“Ahí creo que le pusieron la pistola a mi amigo, abrieron el portón y pasó eso”, añadió.

En esa línea  agregó que “era una (pistola), pero eran más personas en el auto. Vi cinco hombres y una mujer. Había una mujer arriba de un hombre y yo salí, iba por el taller y dicen ‘¿ese es el Sami?’ le pregunta la persona grande y dice ‘sí, ese es’, y abre el portón y empieza a disparar”.

Sobre los disparos, el menor indicó que “el primero me llega, pero sonó muy despacio y pensé que era a fogueo. Después empiezo a escuchar más y corro, me tiro por acá, entré a la casa y dije ‘es a fogueo’. Me levanté la polera y tenía el hoyo. Perdí la consciencia, por eso tengo este huevo acá, porque creo que me pegué acá (en la cabeza)”.