Castigos y anuncios por asesinato de periodista

La Hora

Viernes 16 de noviembre de 2018

Castigo internacional y anuncios de una condena se agregan a los sindicados como protagonistas del asesinato -sin descartar tortura-, desmembramiento y posterior desaparición de los restos del periodista Jamal Khashoggi, perpetrado por personal del gobierno de Arabia Saudita en su embajada en Estambul, Turquía.

La sanción la aplica el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y es de carácter económica contra 17 sauditas presuntamente involucrados en el asesinato, entre ellos los principales asesores del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, sindicado por las autoridades turcas como el personaje que está detrás de esta escalofriante trama.

Las sanciones incluyen congelación de activos que pudieran tener en Estados Unidos y prohibición a ciudadanos estadounidenses de realizar transacciones económicas con ellos.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo que “estas personas que atacaron y mataron brutalmente a un periodista que residía y trabajaba en Estados Unidos deben enfrentar consecuencias por sus acciones”.

Entre los 17 sancionados están Saud al Qahtani y Maher Mutreb, asistentes muy cercanos del poderoso príncipe, y Mohamed Alotaibi, quien era el cónsul general en Estambul cuando Khashoggi fue asesinado.

El Tesoro de Estados Unidos dijo que Qahtani, mano derecha del príncipe Mohamed, “fue parte de la planificación y ejecución de la operación” para matar a Khashoggi.

FISCAL Y TURQUÍA

La acción de Estados Unidos es consecuencia de lo informado por el fiscalía general de Arabia Saudita, Shaalan al Shaalan, quien anunció el pedido de pena de muerte para cinco acusados del asesinato de Khashoggi.

Al Shalaan fue explícito en aclarar que el príncipe heredero no estaba al tanto de lo que los acusados planearon y ejecutaron.

Sin embargo, las medidas tomadas por Arabia Saudita son “insuficientes”, según el ministro de Relaciones Exteriores turco Mevlüt Cavusoglu, quien aseguró que “el descuartizamiento del cuerpo no fue espontáneo, previamente (los sauditas) habían traído personas y material necesario para hacerlo”.