PDI fiscalizó ENAP de Quintero: funcionarios presentaron síntomas de intoxicación

La Hora

Miércoles 10 de octubre de 2018

Tras una inspección en la planta de la Empresa Nacional de Petroleo, en Quintero, el personal de la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales de la PDI (Bidema) presentó síntomas de intoxicación, según lo detallado en un documento expuesto por La Tercera.

El informe firmado por el jefe de la Prefectura de Viña del Mar, Delfín Olguín,  fue entregado a la Corte de Apelaciones de Viña del Mar y se explica las diligencias realizadas por la Bidema en la cuestionada empresa el 25 y 26 de agosto.

“Finalizadas las pericias, personal de esta brigada especializada, mientras regresaba a Santiago, presentaron malestar asociado a intoxicación por gases”, lo que  provocó que las subcomisarios Alicia Saavedra y Macarena Muñoz fueran trasladas al Hospital de Carabineros, donde “se acreditó a través de certificado de atención de urgencia sintomatología coincidente con la de personas afectadas en Quintero”. indica el documento.

En esa línea, se especifica que los oficiales tomaron las declaraciones de trabajadores de Oxiquim y Gasmar, quienes aseguraron que “percibieron en el ambiente un olor nauseabundo que les provocó malestar y debieron ser retirados de sus lugares de trabajo”.

Al respecto se señaló que en las cámaras de seguridad de la empresa se puede evidenciar que el 21 de agosto a las 19:21 horas un camión desechó sustancias. “Las muestras levantadas en Gasmar y Oxiquim y un camión de Nexxo, el cual realiza labores de mantención en los estanques de Enap, registran la presencia de una mezcla de hidrocarburos aromáticos compatibles con compuestos derivados del petróleo”.

RESULTADOS

En relación a los resultados de la fiscalización, los oficiales señalaron que se encontraron “trazas de hidrocarburos volátiles, compuestos, los cuales derivaron a empresas colindantes a Enap (tolueno, benceno y xileno), con manifestaciones clínicas asociadas a dichos compuestos, pudiendo asociar a través de la evidencia recolectada que las piscinas de decantación de Enap corresponden a una fuente que aporta gases que pueden afectar la salud de las personas”.