Este es el precio que pagamos en Chile por el agua

La Hora

Jueves 04 de octubre de 2018

Para lavarse las manos, tomar una ducha y hasta para tirar la cadena del estanque, son necesarios varios litros de agua. Como no siempre somos conscientes de cuánto significa esto en términos económicos, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess) detalló cuánto dinero gastamos los chilenos en este bien tan preciado.

Sobre su valor, cada día pagamos entre $1 y $2 por litro (depende de la ciudad) por lo que al mes cada chileno gasta $6.300 en agua. El monto incluye la entrega del agua potable en el domicilio, retiro de las aguas servidas y su descontaminación en plantas de tratamiento.

En términos prácticos eso significa que lavarse las manos cuesta entre $12 y $24 si lo hace en un minuto y consume 12 litros de agua. O por otra parte, una ducha de cinco minutos y 60 litros varía entre $60 y $120. En tanto, tirar la cadena de un baño antiguo sale hasta $44 si consume 22 litros de agua por descarga.

Para el presidente de Andess, Víctor Galilea, el valor va en directa relación con la calidad del suministro de agua potable en Chile. Al respecto, comentó que “tenemos servicios sanitarios de primer mundo, no sólo llevamos a los hogares de las personas agua potable, sino que además tenemos coberturas de alcantarillado y tratamiento de aguas servidas comparables con los de países europeos”.

“Por ejemplo, el valor del agua en Santiago es 55% menor que la de París, un 67% inferior que la de Londres, o un 70% más baja que la tarifa que pagan los habitantes de Madrid”, agregó Galilea.

Sudamérica

Pese que Chile sigue por debajo de la realidad del Viejo Continente, tenemos uno de los precios más altos de Sudamérica (ver recuadro).

Al menos así lo demostró la Fundación Aquae, en su estudio “Determinantes de la tarificación internacional del agua residencial”, muestra a La Serena como la ciudad con el suministro más caro del continente, con 346 dólares al año por habitante.

De todas formas, la autora del estudio, Lorena Olmos, señaló que “a diferencia de los otros países de la región, Chile trata el 100 por ciento de sus aguas servidas, un factor que influye en el precio final”.

“Todos los países analizados tienen tarifas diferentes, atendiendo a sus particularidades. Por lo que resultan absolutamente heterogéneas y difícilmente comparables tal y como recoge el estudio en numerosos artículos del mismo”, detalló Olmos.