Proyecto de ley incentiva el trabajo desde la casa

La Hora

Viernes 10 de agosto de 2018

En la actualidad, sólo 50 mil personas trabajan en un lugar distinto a su empresa, en su inmensa mayoría, desde su casa.

Sin embargo, el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, afirma que esa cifra de chilenos que “teletrabajan” podría triplicarse en los próximos años y, en una década, sobrepasar incluso el millón de personas.

¿La razón? El nuevo proyecto de ley que regula el trabajo a distancia y que permite que tanto patrones como empleados puedan acordar la opción de trabajar desde la casa.

En conversación con La Hora, Arab indicó que el proyecto de ley apunta, principalmente, a los 300 mil chilenos que manejan medios digitales y que están desocupados.

“Si a ellos les sumamos las personas que no manejan medios tecnológicos y que podrían trabajar a distancia (adultos mayores, jóvenes estudiantes y personas con discapacidad o movilidad reducida), esa cifra aumentaría a 1 millón 500 mil potenciales trabajadores”, explica.

Un ejemplo de lo anterior es el caso de Felipe Abrigo, quien desde comienzos de 2017 trabaja desde su hogar en Ñuñoa.

“Soy artista 3D y presto servicios para varias empresas y oficinas de arquitectura en Chile y el resto del mundo. Desarrollo imágenes virtuales, diseños y renders. Tengo libertad de horarios y recibo mis pagos incluso por adelantado”, comenta.

Experiencias como la de Felipe son las que Arab pretende que se repitan en todo el país.

confianza
Consultado sobre otros puntos del proyecto que ayer firmó el Presidente Sebastián Piñera, el subsecretario del Trabajo detalla que “la decisión de acogerse a la modalidad de trabajo a distancia será siempre voluntaria, tanto para el empleador como para el trabajador”.

“Y si el contrato comenzó bajo modalidad de trabajo a distancia, sólo se podrá optar por el sistema presencial previo acuerdo de ambas partes”, añade.

En cuanto a los gastos que conlleva trabajar en la casa, Arab dice que “las partes deberán acordar en el contrato qué cuentas deberá solventar el empleador, como luz e internet, por ejemplo”.