La menor de las "Lobitas" brilla como el futuro del balonmano chileno

La Hora

Viernes 17 de agosto de 2018

La meta de la Selección Sub 18 de balonmano femenino era superar el lugar 22° que obtuvieron en el pasado Mundial de la categoría del 2016, y este año cerraron en el decimoctavo puesto, en el torneo que finalizó ayer.

Pero no es todo, ya que en la cita planetaria, las “Lobitas” enfrentaron a potencias mundiales y obtuvieron dos inéditos triunfos (ante Egipto y Eslovaquia), donde destacó una figura emergente en el equipo dirigido por Felipe Barrientos.

Se trata de Martina Gajardo, defensora de 16 años, que siendo la menor del equipo fue parte importante del plantel que representó a Chile en el torneo de Polonia, y a punta de buenas actuaciones sigue confirmando su sitial como el gran proyecto del hándbol femenino nacional.

“Es un gran desafío ser la más chica. Mis compañeras me entregan la confianza para estar más tranquila. Trato de no presionarme por la edad y así rendir al mismo nivel que ellas, por el bien de nuestro equipo”, relata la pequeña gigante del equipo, que se integró recién este año a las competiciones con la Roja del balonmano.

Quiere consagrarse

Luego de disputar el torneo en Polonia, donde jugó cuatro de seis partidos, la jugadora promesa chilena sacó cuentas alegres vestida de rojo y apuesta por el despegue del hándbol femenino en el país.

¿ Qué lección sacan del torneo tras el segundo Mundial juvenil? Nos tocó un grupo súper difícil, nuestra meta era superar lo hecho en 2016, y lo hicimos. Haber clasificado segundos en el Panamericano, y luego ganar dos partidos en el Mundial es un gran logro.

-¿Cuáles son tus metas ahora que viviste la experiencia mundialera? Quiero seguir hasta llegar a la Selección adulta, obtener los mejores resultados para Chile. Nos hemos esforzado mucho, ha sido duro, pero la meta siempre es seguir creciendo para alcanzar el nivel de los países europeos.

¿Y cómo proyectas el hándbol femenino en Chile tras la actuación de las “Lobitas”? Hemos tenido logros y necesitamos más apoyo del país. Proyecto con optimismo el balonmano en el país, hay buenas generaciones menores y estamos en un nivel alto. No nos rendiremos para que Chile tenga logros.