Denisse Figueroa: “En cada detención me paraba a mirar a mi hija”

La Hora

Miércoles 08 de agosto de 2018

Con más pena que rabia, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, condenó el drama laboral y humano que afectó a una conductora del Transantiago, que tuvo que salir a trabajar con su hija enferma.

“Los turnos y los horarios a veces son una cosa chica frente a la vida. Hay algo que se llama sentido común, respeto y humanidad, y eso siempre debe estar más allá de un contrato”, comentó la ministra a La Hora.

“Hay muchas empresas que tienen buenas prácticas y políticas de recursos humanos, pero también existen otras que no saben actuar con un mínimo de humanidad”, lamentó.

En esa misma línea, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, también criticó la odisea que le significó a Denisse Figueroa salir a manejar con su hija de 1 año y 12 días, enferma de bronquitis y en un coche que tuvo que amarrar a su cabina de trabajo, en una máquina de la empresa Alsacia Express.

“Chile nunca va a ser un país desarrollado si mantenemos estas discriminaciones e injusticias en el cuidado de los hijos. Las madres y los padres necesitan trabajar tranquilas y tranquilos, y tienen que insertarse en el mercado laboral con dignidad y en igualdad de condiciones”, indicó Monckeberg.

El secretario de Estado anunció que hoy el Presidente Sebastián Piñera firmará el nuevo proyecto de sala cuna “que garantiza que los hijos puedan formarse y educarse de forma adecuada”.

“Me ayudaban”

Según contó la propia trabajadora, la sala cuna que le pagaba la empresa se negó a recibir a la niña por encontrarse enferma, y su empleador no le dio ninguna solución ni ayuda, privilegiando el trabajo por sobre su derecho a la maternidad y a cuidar a su hija.

“Manejaba todo el tiempo preocupada de Antonella, en cada detención me paraba a mirarla y los pasajeros fueron muy amables, me ayudaban y la afirmaban”, relató Denisse, quien alcanzó a manejar siete días junto a su hija, hasta que el caso se hizo público en redes sociales.

La mujer de 30 años vive con su pareja y, además de Antonella, tiene un hijo de 7 años. Su padre y uno de sus hermanos también son choferes.

A través de Twiter, la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, también se refirió al caso de la conductora.

“No es posible que Denisse F, trabajadora de Transantiago, deba llevar a su hija en el bus que conduce porque empresa Express no da facilidades para su cuidado en casa. Debemos humanizar el trato que se da a trabajadoras, y permitir que compatibilicen rol profesional y maternal!”, escribió.

Alsacia Express, entre tanto, ayer no se refirió al tema.