Oli por Ramón Llao

Ramón Llao

Jueves 05 de julio de 2018

En 1985 Gerardo Parra, conocido como El Mago Oli, intentó un truco de escapismo jamás visto en la televisión chilena. En El Festival de la Una desafió a la muerte en vivo y en directo. Y el resultado fue un desastre. Oli tuvo que ser socorrido de urgencia por parte del equipo de producción y un guardia de parka azul, quienes lograron sacarlo del contenedor metálico lleno de agua donde se encontraba encerrado. Zafó por poco.

Años más tarde llegaría a nuestro país otro Oli. Pero no se trataba de un mago, sino que de un DT o “profe”, como suelen llamarlos los pupilos.

Se trata de Jorge SampaOli.

Como técnico de La Roja este Oli del fútbol fue uno de los pilares para que la oncena nacional consiguiera su primera Copa América en la historia. Y luego, ya fuera del combinado nacional, el sistema de juego que le heredó a Pizzi fue determinante para que Alexis y los otros 10 obtuvieran la Copa Centenario en USA. SampaOli volvía a hacernos felices.

Pero luego vino la debacle. Tras salir de nuestro país a pesar de estar “secuestrado”, terminó de DT de su querida Argentina con la que fracasó en Rusia 2018 con deplorables resultados.

“Gracias por esta nueva alegría, Pelado”, ironizaban los chilenos cuando vieron a la albiceleste de Messi en el piso y a Don Sampa desesperado. Siempre de terno y con polera de Lolo. Lleno de tatuajes caneros y al borde de la cancha gritando instrucciones que nadie pescaba. Finalmente Francia lo eliminó justo el día que lució un buzo pitillo.

Vuelve a Chile, Pelado, porque el lugar de los Oli fue, es y será Chile: el sitio donde Penta tendrá un renacer glorioso y donde el Mago Oli lucra hasta hoy con su intento fallido de emular a Houdini. Por eso, vuelve Pelado. Tu también mereces una oportunidad en la tierra de la desigualdad.

AniversarioLas 50 Mujeres más influyentes de Chile
Presentado por: