¿En qué se parecen el México del 7-0 y el que le ganó al campeón mundial?

La Hora

Domingo 17 de junio de 2018

La mayoría de los nombres que vivieron en cancha la humillación ante Chile en la Copa Centenario 2016, estuvieron en el glorioso triunfo de este domingo.

Por José Amigo Arias.

Corría el minuto 85 y la parte verde de la galería del Estadio Luzhniki de Moscú entonaba al unísono el Canta y no llores con el que tanto se identifican los mexicanos. En cancha, el equipo azteca intentaba mantener el juego de acordes con el que se había cantado a viva voz el único gol del partido, en el primer tiempo, obra de Hirving Lozano (35’). Alemania se volcaba al ataque.

Pero el corazón mexicano pudo más que la frialdad y la pretensión de exactitud de los campeones del último Mundial, que pese a volcarse en ofensiva pudieron verse sorprendidos con los contragolpes dirigidos por un habilidoso Héctor Herrera, el infatigable Chucky Lozano y un Chicharito Hernández solidario con sus compañeros.

Estos mismos tres nombres se repiten si uno revisa la planilla de jugadores que comenzó jugando el 18 de junio de 2016 en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California. En aquella ocasión, sin embargo, la selección azteca no se fue con la frente en alto, sino más bien con siete tantos en contra, apabullada por la Roja de Juan Antonio Pizzi que a la postre lograría el trofeo de la Copa Centenario.

¿Qué cambió?

Pese a la tormenta que se desató tras la debacle en Estados Unidos, hace dos años, el técnico del Tri, Juan Carlos Osorio, sigue al mando del combinado mexicano. Esto pese a una constante crítica por parte de la prensa de ese país y de figuras como Hugo Sánchez y Ricardo La Volpe ¿La clave? Su buena relación con los jugadores.

El esquema del DT colombiano tiende a adaptarse al rival. Pese a esto, podemos ver que no hay grandes diferencias entre el 4-2-3-1 que enfrentó a Chile y la alineación que derrotó al campeón del mundo. En la línea de las similitudes, no se ven tampoco grandes variaciones en los nombres que componen el equipo mexicano, salvo la inclusión del destacable Carlos Vela, quien se quedó abajo de la nómina a la Copa Centenario por su bajo nivel en ese entonces, y Carlos Salcedo, lateral del Eintracht Frankfurt, de reciente inclusión fija en los planteles de Osorio.

Lo que sí cambió fue la disposición de los jugadores en la cancha. Héctor Herrera ya no es el responsable de la creación (pese a que sus cualidades lo hacen un habilitador innato) y Miguel Layún pasó de ser lateral a volante por la izquierda. La diferencia es notable, ya que ambos jugadores fueron de lo mejor que mostró México ayer en Moscú. El Zorro Herrera, de hecho, es quien inició la jugada que terminó en el único tanto del encuentro ante los alemanes, que deja a México, momentáneamente, como el líder del Grupo F de Rusia 2018, a la espera de lo que ocurra entre Suecia y Corea del Sur hoy.