¿Nevó o granizó? Especialista explica el fenómeno del "graupel"

La Hora

Martes 12 de junio de 2018

Especialistas explican que aunque estos fenómenos no son comunes en el centro de la capital, no se puede hablar de un cambio climático.
Por Gabriel Arce y María Eugenia Durán

Los santiaguinos estuvieron esperando toda la mañana la anunciada nieve. Sobre todo en la Intendencia capitalina, que había ordenado la suspensión de las clases en nueve comunas, decisión que a eso del mediodía ya le estaba significando una buena cantidad de críticas. Sin embargo, a eso de las 15.30 horas la ciudad quedó blanca por quince minutos.

Lo más sorprendente del fenómeno es que lo que cayó en el centro de la ciudad no fue nieve, sino algo mucho más inusual, según los especialistas.

Roberto Rondanelli, experto en Ciencias Atmosféricas y académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, explicó a La Hora que lo que vimos este lunes en Santiago fue una mezcla de nieve y granizo: graupel.

“Es un hidrometeoro sólido. Un hidrometeoro es cualquier cosa que cae, lluvia, llovizna, y dentro de los sólidos está el granizo, la nieve y otras cosas más. Y dentro de esas está el graupel. Eso al menos cubrió a La Moneda esta tarde”, afirmó.

1200

El académico explicó que es difícil estudiar estos fenómenos porque son demasiado esporádicos y, por lo tanto, es difícil hacer estadística con los eventos.

“Es absolutamente inusual, yo en mi vida había visto caer graupel en Santiago ni en ninguna otra parte”, afirmó.

¿CAMBIO CLIMÁTICO?

Tras el llamativo fenómeno de la tarde de este lunes surgieron también las dudas respecto a si Santiago está viviendo un cambio en su clima más profundo y más permanente de lo que pensamos.

Según Jason Nicholls, meteorólogo senior de la compañía AccuWeather, aunque no es común, tampoco es imposible que nieve en Santiago. “De hecho, nevó en la ciudad durante julio del año pasado. Y también hubo nieve en la ciudad en 2009, 2010 y 2014”.

Y, de hecho, estima “posible que tengamos otro evento similar antes que se acabe el invierno”.

Sin embargo, descartó que se trate de una especie de cambio climático más permanente. “La única tendencia es hacia un clima más seco. Ha existido una persistente sequía en la ciudad en los últimos años” y eso puede incrementarse, apunta el meteorólogo.

Una opinión similar tiene el profesor Rondanelli para quien es muy aventurado asociar este fenómeno con un cambio climático.

“Que nieve en Santiago es algo poco común, pero es muy difícil relacionarlo con el cambio climático. De hecho, podrían haber argumentos para decir que el calentamiento climático incluso podría hacer más escasos los eventos de lluvia en Santiago”, apunto.

OLA DE FRÍO

Según explicó la Dirección de Meteorología de Chile, el breve fenómeno que se registró este lunes se debido a la brusca caída de la temperatura que se produjo durante la tarde de ayer en la capital.

Varios especialistas recordaron también que el sistema frontal ya está abandonando el país y lo que viene ahora para la capital y para todo el centro-sur del país son bajas temperaturas que se extenderán hasta el sábado.