Meghan Markle desata el furor por las pecas falsas

Cecilia Rivera

Domingo 17 de junio de 2018

Centros de belleza registran un aumento en la demanda de tatuajes en la cara, para imitar a la duquesa de Sussex.

Desde que se casó con el príncipe Harry de Inglaterra, Meghan Markle se convirtió en una de las mujeres más populares e influyentes y, por supuesto, en un importante referente de belleza y estilo. Miles de mujeres en todo el mundo tratan de imitarla.

Prueba de ello es el revuelo que causan algunas prendas o accesorios que utiliza en público la duquesa de Sussex. Apenas se enteran de la marca o la tienda a la que pertenecen, las fanáticas agotan el producto en sólo minutos.

Algo similar sucede con sus pecas, que muchas mujeres quieren tener en su rostro, y están marcando tendencia en cuanto a belleza. Mientras algunas recurren al maquillaje para dibujarlas, las más osadas están dispuestas a tatuárselas, lo que ha subido la demanda de tatuajes de pecas semipermanentes.

“El interés de los clientes por tatuarse pecas ha aumentado muchísimo desde que Meghan Markle luciera las suyas en el enlace y me han pedido mucho que recree las suyas”, dijo la tatuadora estadounidense Gabrielle Rainbow al sitio web NewBeauty.

La técnica es similar al delineado permanente de cejas que se realiza en varias partes del mundo y consiste en hacer micro punciones (pinchazos) con pintura en el rostro para dejar pequeñas manchas en lugares estratégicos.

El procedimiento toma poco más de una hora y el resultado, que se ve bastante natural una vez que pasa el enrojecimiento de los primeros días; puede durar de uno a tres años dependiendo del tipo de piel. El tratamiento cuesta entre 350 y 600 euros (entre $257 mil y $442 mil).