Llegó a Chile el aparato que impide quedarse dormido al volante

Gabriel Arce

Miércoles 20 de junio de 2018

700 vehículos ya cuentan con Guardian, un dispositivo que previene accidentes por falta de sueño. Fue traído de EE.UU. y lo usan empresas de transporte de personas.

En julio de 2016, una máquina de Tur Bus se volcó en una curva en la Ruta 5 a la altura de Ovalle, dejando cuatro muertos y 40 heridos. El conductor, que estaba próximo a terminar su turno de cinco horas, jamás intentó girar el volante para tomar la curva. Según él, pestañeó sólo dos segundos.

Ese accidente es el reflejo de una realidad que, advierten expertos, en Chile se minimiza: manejar con somnolencia aumenta entre 4 o 6 veces el riesgo de provocar un accidente. Es decir, un conductor con sueño casi equivale estadísticamente al peligro de uno en estado de ebriedad.

Por lo mismo, hace no más de un mes dos empresas camioneras de la provincia de Bío Bío pusieron en su flota visores de somnolencia para impedir que sus choferes provoquen choques fatales.

El dispositivo se llama Guardian, lleva poco más de un año en Chile y su funcionamiento es sencillo: se adhiere al parabrisas un sensor y una cámara que registran en tiempo real el rostro y la ruta inmediata del chofer. Ante cualquier pestañeo, cabeceo o conducta errática, de inmediato lo alertan con una alarma y vibración en su asiento.

La empresa que lo trae, Seeing Machines, dice que ya hay unos 700 dispositivos en el país. La mayoría, eso sí, están en la minería y empresas de carga, razón por la que esperan que el rubro de transporte de personas se sume prontamente a la tendencia. De momento, la línea Eme Bus es la única asociada al uso de la tecnología.

“Es un dispositivo que detecta eventos de somnolencia y fatiga a través de un escáner de rostro. Esos eventos se envían a un centro de control que está en Estados Unidos y le emite advertencias a la empresa. Además, en el mismo vehículo se instala un sistema vibrador que hace alertas en el asiento y emite un sonido”, explica Cristián Peña, supervisor técnico de Seeing Machines.

Esta técnica, según su aplicación en otros países, promete disminuir en un 90% los accidentes causados por fatiga.

Sobre esa misma línea, Alberto Escobar, vocero del Automóvil Club de Chile, aplaude la incorporación de este tipo de tecnologías en la seguridad vial, pero aclara: “Si tienes conductores que no cumplen con las horas debidas de sueño o condiciones adecuadas de trabajo, estos dispositivos son como una aspirina para los síntomas, pero no la solución. Deben estar dentro de una política integral de seguridad para que no parezca la imposición de un aparato invasivo”, cierra Escobar.

pa no dormir

Fantasma invisible

La Clínica MEDS, que creó hace un tiempo su unidad del sueño, decidió aprovechar los dispositivos y recolectar datos de ellos para estudiar qué tan afectados están los conductores chilenos por trastornos del sueño.

“Los trastornos del sueño, que son más de 30, casi siempre son silenciosos y pasan inadvertidos”, afirma la neuróloga Tania Rodríguez. Además, agrega, los transportistas de carga y personas “suelen ser sedentarias y con mala higiene de sueño por los turnos” .

Sin embargo, aclara que la somnolencia es un rasgo casi cultural de Chile, puesto que potencialmente el 70% de la población al menos podría sufrir de insomnio.