Los argumentos del proyecto de ley que busca revocar la nacionalidad por gracia al arzobispo Ezzati

La Hora

Miércoles 30 de mayo de 2018

Las parlamentarias Ximena Rincón y Adriana Muñoz presentaron el proyecto este miércoles a la Cámara Alta.

De acuerdo a lo expuesto por las senadoras, el sacerdote ha “dejado de cumplir los requisitos que dicho beneficio establece en la normativa chilena”.

Esto, a raíz de las revelaciones sobre el conocimiento del Arzobispo de Santiago sobre los cuestionamientos al obispo de Osorno, Juan Barros, así como también el testimonio de la organización internacional Bishop Accountability, que acusa a Ezzati de encubrir los casos de abuso de Fernando Karadima y otros obispos cuestionados.

El proyecto se apoya en el art.10 de la Carta Fundamental que señala que la nacionalidad por gracia puede ser revocada de la misma forma en que se otorgó, mediante una ley. En el caso de Ezzati, “no ha estado a la altura de su cargo y de ser un chileno”, según declaró Muñoz a BioBioChile.

De esta forma, el proyecto establece que “es necesario que la actividad ejercida por el extranjero que se desea honrar, se traduzca en un beneficio efectivo y relevante para el país y si la persona nacionalizada por gracia deja de cumplir con las características que le hicieron merecedora de tal honor, el Senado y la Cámara de Diputados tienen razones fundadas para revocarle aquélla”.

Junto con la obstrucción a la justicia en casos de abuso, las senadoras destacan la actitud hostil y persecutoria de Ezzati contra los sacerdotes Mario Puga, Felipe Berríos y José Aldunate, además de haber ofendido a la comunidad transgénero y no pedir disculpas al respecto.