La conmovedora historia del perro fue abandonado por tener una deformidad facial

La Hora

Martes 24 de abril de 2018

El animal fue aplastado en el vientre de su madre.

Breaux Tox, un Labrador Retriever, logró superar la discriminación y tener una vida realmente feliz, tras conocer a Jamie Hulit, su alma gemela y un verdadero mejor amigo.

Este tierno perrito nació en Texas, Estados Unidos, con una malformación facial al ser aplastado en el vientre de su madre, quien tenía en su pansita seis cachorros.”Simplemente se apartó un poco del camino y formó la forma en que se formó”, le dijo la ahora dueña del perrito, Jamie, al portal The Dodo.

185

 

“Debido a su deformidad facial, las personas que estaban criando no podían venderlo (…) Entonces lo regalaron de forma gratuita”, contó la mujer.

Según contó Jemie, Beaux convivió con un hombre que lo descuidó y lo dejó tirado en la calle durante 5 años. Fueron diversos los grupos de rescate locales los que intentaron ayudarlo, sin embargo todo lo que quedaba de Beaux era una bolsa de huesos triste, enferma y plagada de parásitos.

186

Fue la dueña del perrito quien confesó que estaba dispuesta a hacerse cargo de este animal, por lo que se decidió a darle una segunda oportunidad. “No me importaba cuán gravemente podría estar enfermo (….) Quería que tuviera estabilidad y un lugar que sabía que era su hogar. Es por eso que lo adopté directamente del propietario. Beaux Tox ya había rebotado y yo solo quería que fuera un perro “, agregó Jemie.

Con el tiempo Hulit se hizo cargo de este perrito, por lo que el Labrador Retriever recibió un tratamiento intensivo por parte del Dr. Jay Rydberg, un veterinario que invirtió tanto tiempo y emoción en hacer que Beaux volviera a ponerse de pie.

187

Tras batallar con un caso crónico de gusanos en el corazón, que casi le cuesta la vida, finalmente Jamie recibió una buena noticia y pudo llevar a Breaux hasta su casa con ella.

Hoy el perrito, quien fue abandonado por su condición física, tiene un pequeño hermano llamado Riley en su nueva casa, donde logró encontrar verdadero hogar.

“Riley y Beaux se quieren mutuamente (….) Son perfectos el uno para el otro, incluso con la diferencia de edad (Beaux tiene 6 años y Riley 13) y, aunque Beaux actúa como un cachorro, Riley se mantiene joven”.

188

Jemie confesó que hoy Beaux está disfrutando de la mejor manera su nueva vida, actuando tan hiperactivo y alegre como un cachorro. Al respecto, la mujer agregó que casi no puede creer lo lejos que ha llegado, a pesar de todo.