Chilenos prueban una cura para el cáncer de vesícula

Carola Julio

Domingo 08 de abril de 2018

Procedimiento es una alternativa a la cirugía, no es invasivo y utiliza células del sistema inmune.

Una terapia basada en el mismo sistema inmune de la persona afectada es la opción para aquellos pacientes en los que la cirugía por cáncer de vesícula biliar no dé resultado. Esa es la propuesta liderada por Flavio Salazar (foto), director alterno del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia de la Universidad de Chile, quien logró determinar la importancia del sistema inmunológico y el uso de inmunoterapia celular como alternativa para combatir este mal, aumentando la sobrevida de los pacientes.

Los resultados fueron producto de un estudio que se realizó tomando muestras a compatriotas que tienen la enfermedad, y fueron publicados en las revistas BMC Cancer y Cancer Immunology Immunotherapy.

Salazar considera el método del estudio como único a nivel mundial. Según explica, las “TAPCells” (Células Presentadoras de Antígenos Tumorales) permiten reeducar al sistema inmune para que pueda reconocer y destruir el cáncer.

“Ahora nos hemos enfocado en cáncer de vesícula biliar que es la segunda causa de muerte en mujeres en Chile, después del cáncer de mamas, y uno de los más prevalentes”, explica Salazar.

Según relata, la respuesta inmunológica de esta terapia en los pacientes de melanoma fue lo que lo llevó junto a su equipo a investigar su funcionamiento en cáncer de vesícula biliar. Estas células reeducadas han hecho que los enfermos de melanoma logren una sobrevida de ocho a diez meses y que se puede extender a los 36.

“Además es una terapia muy bien tolerada, que no genera efectos adversos”, dice el investigador. Salazar agrega que la inmunoterapia es una estrategia de tratamiento para el cáncer que no es nueva, y lleva varias décadas en modelos experimentales. “Se ha demostrado que tiene pocos efectos adversos y tiene un impacto en la sobrevida de los pacientes”, enfatiza.

El doctor asegura que empezarán a tratar a 30 pacientes con esta terapia y estudiarán el comportamiento clínico y molecular que tiene sobre ellos. El especialista sostiene que la realización de un estudio clínico Fase 1 se realizará en una cooperación que incluye a varios centros: la Universidad de Chile, la Fundación Arturo López Pérez, el Instituto Nacional del Cáncer y el Hospital de Valdivia. “De esta manera podremos establecer criterios que nos permitan en el futuro mejorar aún más la terapia”, asegura Salazar.

Paula Fluxá, integrante del equipo, señala que “en relación al cáncer de vesícula, nuestra investigación permite seleccionar pacientes que podrían tener peor respuesta a las terapias convencionales, y ofrecerles un manejo terapéutico más agresivo en base a la información sobre infiltración de células del sistema inmune en sus tumores”.

Cifras en Chile

Nuestro país presenta el mayor porcentaje de casos de cáncer de vesícula biliar diagnosticados en el mundo, seguido por Japón e India. Las causas de esta enfermedad no están determinadas y, en general, no se hace mayor investigación.

“Generalmente este cáncer es diagnosticado en etapas avanzadas, porque se desarrolla en forma imperceptible, sin evidenciar síntomas en sus etapas más tempranas. No obstante, a pesar que sus causas no están definidas se han identificado factores de riesgo como obesidad, condiciones genéticas, especialmente entre las poblaciones originarias del país, como la mapuche”, explica Salazar.

De acuerdo con cifras entregadas por el Ministerio de Salud, la región de La Araucanía es la que tiene la tasa de mortalidad más alta por este tipo de cáncer en el mundo, con 38,2 casos por cada 100 mil habitantes.