Chileno crea ladrillo ecológico hecho con cajas de huevos

La Hora

Domingo 04 de marzo de 2018

El proyecto podría ayudar a disminuir la cantidad de residuos contaminantes producidos en la construcción.
Por María Jesús Cristi

Un ladrillo creado en base a cajas de huevos con el que se pueden llegar a construir casas de hasta dos pisos. Esta es la innovación creada por un estudiante de Ingeniería de Ejecución en Mecánica de la Universidad de Santiago (USACH), Gary Villanueva, que pretende alzarse como el material de construcción del futuro.

El objetivo de este nuevo material sustentable es ayudar en el corto plazo a disminuir los porcentajes de residuos que deja la industria de la construcción en Chile y reutilizar desechos domésticos.

Recientemente el Ministerio de Vivienda subió los estándares de construcción sustentable, en un intento por revertir la cantidad de desperdicios que dejan las obras en el país. Según datos de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), entre los años 2000 y 2009 dicho rubro fue responsable del 34% de los desechos contaminantes de todo el país.

El desafío que lanzó el Ministerio de Vivienda empujó a Villanueva a idear nuevos materiales para la construcción, que fueran tanto eficaces como sustentables, lo que logró concretar con el apoyo de su universidad.

“El reacondicionamiento o construcción de viviendas sociales debe utilizar un 20% de materiales con contenido de reciclaje, ¿qué opciones existen? Muy pocas. Para suplir esta necesidad país surge nuestro eco-ladrillo a base del reciclaje de bandejas de huevos”, cuenta Villanueva.

PRUEBAS

Uno de los puntos a favor de este eco-ladrillo es la utilización de residuos sólidos domiciliarios. Las cajas de huevos tardan un año en degradarse por completo, por lo que según su creador reutilizarlas beneficia al medioambiente.

Otro elemento favorable es el valor de la materia prima: las cajas de huevo de cartón son muy utilizadas por la industria alimentaria y tiene un presupuesto muy bajo. Según el estudiante, aproximadamente se producen 9 mil toneladas de pulpa de celulosa para crear estas cajas de embalaje anualmente.

Pero el material que se crea a partir de estas cajas también puede utilizarse, además de los ladrillos, para hacer otros productos, como paneles mobiliarios, separadores de espacios y planchas de cielo falso (techos).

Actualmente Villanueva continúa mejorando su producto y realizando los ensayos necesarios, de resistencia y seguridad, para lograr las certificaciones requeridas por la legislación chilena, para que los eco-ladrillos estén pronto en el mercado nacional.

¿Cómo se hace el eco-ladrillo?

El elemento más importante para la fabricación de eco-ladrillos es la celulosa reciclada de las cajas de huevos.

Una vez extraído este producto es mezclado con un adhesivo que también ayuda al ecosistema por sus propiedades biodegradables. De esta manera queda preparada la materia prima para moldear el producto.

Los ladrillos miden 30 cms de largo, 15 cms de ancho y su altura es de 9 cms. Pesan 70% menos que un ladrillo convencional y tienen la misma resistencia que uno de concreto.

82