Venecia se queda sin agua

Cecilia Rivera

Lunes 05 de febrero de 2018

La superluna azul de sangre de enero y la falta de limpieza de los canales serían las principales causas.

Los románticos paseos en góndolas por los canales de Venecia son un verdadero sueño para cualquier pareja. Cada año, miles de turistas llegan a la ciudad italiana para vivir la experiencia de navegar en una de las decenas de embarcaciones que a diario recorren la ciudad.

Sin embargo, quienes vayan en las próximas semanas verán desaparecer esa ilusión, pues Venecia se quedó sin agua. Por estos días, la mayoría de sus canales tiene un mínimo de caudal, lo que no permite que las embarcaciones puedan navegar. Algunos, incluso, están prácticamente secos y en ellos sólo se ven decenas de botes amarrados en algún muelle o enterrados en el barro.

Una imagen muy distinta a la que suele ofrecer la romántica ciudad y que, tristemente, coincide con el tradicional Carnaval de Venecia, que se realizará hasta el 13 de febrero.

Según la prensa italiana, este es el segundo año consecutivo en que la ciudad se ve afectada por niveles de marea históricamente bajos. Este año, los niveles de agua cayeron en promedio 60 centímetros, mientras que en 2016 bajaron 66 centímetros. Las peores caídas ocurrieron en 2008 y 1989, cuando los niveles disminuyeron en 90 centímetros.

La falta de agua en los canales más pequeños obligó a desviar la mayoría de los autobuses acuáticos hacia el Gran Canal, uno de los principales corredores de tránsito de Venecia.

Causas

Diversos medios han informado que esta marea excepcionalmente baja podría ser consecuencia de la superluna azul de sangre, un fenómeno astronómico único que además coincidió con un eclipse total y que se pudo observar la noche del 31 de enero en diversos puntos del planeta. Está comprobado científicamente que la luna afecta las mareas de los océanos.

Por otra lado, la prensa local apunta a la negligencia con la que las autoridades han mantenido el centro histórico. Según La Nuova di Venezia, cuando la ciudad tenía más habitantes y menos turistas, los canales se limpiaban del exceso de lodo y siempre eran mnavegables.

En los últimos años, diversos estudios han revelado que cada año miles de habitantes huyen de la ciudad debido a la masificación turística.