El giro radical del “aceitado” de Tonga

Francis Mella

Jueves 08 de febrero de 2018

Taekwondista Pita Taufatofua estará en Pyeongchang.

En Rio 2016, un tonificado deportista se robó la atención de los medios y la audiencia en pleno desfile de inauguración de los Juegos Olímpicos.

Con el torso desnudo, bañado profusamente en aceite de coco y usando el traje típico de Tonga, su país, el taewkondista Pita Taufatofua (34) encabezó la delegación de esa isla y se convirtió en trending topic por su privilegiado físico.

Pero hoy está en otra. Luego de un paso sin pena ni gloria por Brasil, Taufatofua decidió cambiar de deporte de manera radical y comenzó a entrenar para llegar a los Juegos Olímpicos de Invierno y participar en la disciplina de esquí de fondo. Su intención era llegar a dos citas olímpicas consecutivas y en dos deportes diferentes.

Y pese a que sus 1,91 metros de estatura y 100 kilos de peso le jugaban en contra, logró su objetivo.

Preparación

Lo primero que hizo este deportista fue pedir apoyo para costear su aventura. Originario de una isla donde la temperatura promedio es de 30 grados y donde evidentemente no hay nieve, Taufatofua tuvo que rebuscárselas. De entrada, tuvo que mejorar su técnica utilizando unos esquíes con ruedas antes de llegar a las pistas de verdad.

Fue en Islandia, al otro lado del mundo y con un clima diametralmente opuesto, donde consiguió la clasificación a última hora, tras dos años de trabajo.