Coco Legrand sale en defensa de la tercera edad con "Viejos de mierda"

Ignacio Silva

Miércoles 27 de diciembre de 2017

El humorista habla de su futuro y analiza la posibilidad de llevar “Viejos de mierda”, la obra que seguirá presentando en el Teatro Nescafé de las Artes, al cine.

Fuera de lo complejo del momento, cuando en septiembre pasado Tomás Vidiella fue internado por una neumonía, el equipo tras Viejos de mierda terminó por confirmar la popularidad que venía cosechando la obra. “Suspendimos alrededor de 38 funciones, pero luego todas fueron repuestas. Lo que nos impresionó fue que la gente no quiso la plata de vuelta, la gran mayoría quiso que se le diera la función. Y eso fue lo que hicimos”, relata ahora Coco Legrand, uno de los tres protagonistas del montaje en el que también actúa Jaime Vadell.

El espectáculo, centrado en un trío de veteranos que esperan por ser atendidos en una municipalidad, terminó 2017 con más de 150 mil espectadores; cifra que extendió las proyecciones iniciales de sus protagonistas. De hecho, el montaje alargó su temporada en el Teatro Nescafé de las Artes, escenario que los tendrá en cartelera durante todo enero.

Pero no es el único nuevo plan: además de un paso por el Teatro del Lago de Frutillar en enero y la inauguración de una nueva sala en el Valparaíso Sporting Club al mes siguiente, por estos días el comediante y sus compañeros están amasando la posibilidad de llevar la obra a la pantalla grande. “Al menos esa es la intención de Rodrigo Bastidas (director del montaje). No sé si eso va a suceder o no, pero ya me dijo que tiene por lo menos la mitad del guión listo”, adelanta Legrand.

-¿Pero les entusiasma la idea?
-Yo creo que sí, es una muy buena idea. Pero hay que ver primero la obra de teatro, que es en lo que estamos comprometidos y que no pensamos soltar.

-¿Se esperaban que el montaje generara tanto?
-Siempre esperamos que nos fuera bien, pensamos que la idea era buena, que iba a ser divertido. Pero el éxito que ha tenido nos terminó sorprendiendo. Igual creo que tiene que ver con que el trabajo que hemos hecho es un trabajo que no se ve todos los días. No todos los días se ve un montaje de este nivel de profesionalismo.

viejos de mierda

Para Coco Legrand, el periodo de Vidiella en la clínica también detonó la necesidad de pensar en su propia salud. “Cualquiera puede estar afecto a un problema de salud. Estamos hablando de personas que son adultos mayores. Estamos todos en ese grupito, por lo tanto somos más frágiles. Felizmente yo hasta el momento voy bien, no me atrevo ni a toser”, comenta.

-Aunque también has tenido años complicados.
-Sí, como el 2010. Además de mi último show en Viña y del terremoto, ese año fui operado y perdí mi fémur a 5 centímetros de mi rodilla hasta parte de la cadera. Así que fue un año bien especial. Ahí dije ahora vamos a ir despacito, y eso es lo que estoy haciendo. Estoy haciendo sólo lo que me gusta hacer, lo que amo y lo que me conmueve.

-Con eso en cuenta, ¿cómo proyectas ahora el futuro?
-En este momento estoy pensando en seguir haciendo esta obra, que nos ha dado buenos resultados. El tiempo no lo sé, pero si hay que dar un estimativo a mí me parece que este espectáculo podría durar todo el 2018 más el 2019. Si vamos sumando años, terminaría con 73, una buena edad para parar.

El humorista habla de su futuro y analiza la posibilidad de llevar Viejos de mierda, la obra que seguirá presentando en el Teatro Nescafé de las Artes, al cine.