Sabor popular

Consuelo Goeppinger

Jueves 09 de noviembre de 2017

El miércoles se dieron a conocer los resultados de la primera versión de los premios La Hora 2017: una instancia para celebrar los 20 años de este diario de circulación gratuita y, también, todo lo que está pasando en la ciudad en términos urbanos, culturales y culinarios. Tal como lo expresó el director del medio, Javier Fuica: hay que ver el vaso medio lleno. Y claro, a pesar de todos los problemas que una capital pueda tener, Santiago tiene un montón de cosas para destacar. Así lo comprueban los resultados de esta premiación.

La gastronomía no podía quedar fuera y hubo tres categorías relacionadas: mejor schop, mejor pizzería y mejor completo, cada una con cinco nombres para escoger elegidos por un jurado experto en la materia y cuyo ganador se votaba online mediante votación popular.

¿El mejor lugar cervecero de Santiago? La Cervecería Nacional, en barrio Yungay, que ofrece una decena de líneas de schop y una veintena de estupendas etiquetas artesanales chilenas, suecas y belgas elegidas con pinzas por sus dueños; y a muy buenos precios, por cierto.

El premio a la mejor pizzería fue para La Fabbrica, ubicada a un costado del Mall Plaza Egaña, que se ha hecho buena fama gracias a su receta de pizza tradicional italiana, de masa delgada y esponjosa, levemente aireada y con queso mozzarella de verdad.

La categoría que más me interesaba era la del completo: probablemente, una de las preparaciones más chilenas que hay, que en nuestra versión local incluye palta, tomate, salsa verde, chucrut, americana, entre otros ingredientes. ¿El ganador? Para sorpresa de muchos, La Fuente Alemana. Para mí, el local que ofrece uno de los mejores hot dogs de la ciudad. Muchos creen que este clásico lugar es solo para comer rumanos y lomitos; pero lo cierto es que sus completos son de antología, con un pan sabroso y esponjoso, una salchicha de buena calidad y, por supuesto, buenas dosis de esa infartante mayonesa casera que ya es sello del local. Si aún no los han probado, deberían: no se arrepentirán.