Premian a la vacuna chilena contra el virus sincicial

María Eugenia Durán

Jueves 16 de noviembre de 2017

Actualmente se desarrolla la primera prueba en humanos de la vacuna, en el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile.

La primera vacuna creada en el mundo contra el virus respiratorio sincicial (VRS), desarrollada en Chile por el doctor Alexis Kalergis, obtuvo la máxima distinción del Premio Nacional de Innovación AVONNI, en la categoría Salud.

La iniciativa del académico de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII) ya comenzó a ser probada exitosamente en humanos. Este año postularon más de 700 iniciativas para las 15 categorías, las que abarcan variadas áreas como recursos naturales, alimentación, cultura y diseño, entre otras.

El Premio Avonni es organizado por la Fundación Foro Innovación, TVN y El Mercurio y cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía a través de Corfo.

Para Kalergis este reconocimiento “es un orgullo para la ciencia nacional y viene a coronar una etapa exitosa en nuestra investigación”.

FASE I

El académico e investigador destacó que se está “avanzando con éxito en la fase I de estudios clínicos de la vacuna. Esto, ya que su aplicación ha mostrado seguridad en voluntarios chilenos, según indicaron los informes”.

La vacuna se está probando en 24 hombres sanos que fueron seleccionados entre voluntarios de todo el país que debieron someterse a un chequeo médico de rutina antes de ser seleccionado para participar en esta primera etapa.

Las pruebas en humanos podrían durar nueve meses y serán realizadas en el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile. “Una vez demostremos que la vacuna es segura y efectiva, nuestro plan es canalizarla a la sociedad a través del Ministerio de Salud”, apuntó Kalergis, quien explicó que siguientes etapas, II y III, también podrían realizarse en el extranjero, en naciones como Estados Unidos o China, donde esta herramienta ya fue patentada.

El optimismo del científico se suma al reconocimiento internacional que tuvo la vacuna por parte de la organización PATH, de EE.UU., dependiente de la Fundación Gates, entidad que destacó “la relevancia de este antídoto para todo la humanidad”.

“Además, recibió un informe muy favorable de la Food and Drugs Administration (FDA) de EE.UU., lo que indica un probable registro por parte de esa agencia. Después del Instituto de Salud Pública de Chile, la FDA sería la segunda agencia acreditada en registrar la vacuna”, dijo Kalergis.