Il Testardo: corazón desilusionado

Sebastián Alburquerque

Miércoles 22 de noviembre de 2017

Esta pizzería de barrio Italia falla en el último paso de la preparación.

Pucha que es buena la pizza. Desde la que está hecha con dedicación en un horno de leña, hasta la preparada por trabajadores part-time en un patio de comidas, todas tienen algo. Obviamente hay pizzas malas, pero esas son las menos. Es que es difícil arruinar una preparación como esta. ¿Entonces cuál es la falencia más común en que puede incurrir una pizza? Que sea fome.

Il Testardo es una pizzería que abrió hace un par de meses en el sector de Barrio Italia y se especializa en el delivery. Para comer en el local tiene unas bancas y unas mesas pegadas a la pared, que sorprendentemente son bien cómodas. Venden la pizza del día por trozo a $1.800, y las medianas cuestan $7.900. La gracia de esta pizzería, afirman, es que las hacen más a la argentina que a la italiana. O sea, con más mozarella de lo que dicta la sensatez y una masa ni tan a la piedra, ni tan inflada.

Se pidió una Montolivo, que traía cebolla, mechada y queso crema en trozitos. La idea estaba bien. De un tiempo hasta ahora han sido varias las pizzerías que han incorporado la mechada bien deshilachada como uno de sus ingredientes, y funciona. En este caso, la carne era escasa, y la cebolla, por otro lado, abundante. Lo malo es que ésta estaba más cercana a estar caramelizada que salteada, por lo que había mucho sabor dulce en la pizza, considerando que la salsa (bastante rica y cargada a la albahaca fresca, hay que decirlo) ya aportaba su dulzor.

La masa es un tema aparte. En algunas notas de prensa aseguraban que tiene 72 horas de leudado, pero su miga resultó un poco muy compacta como para haberse leudado tanto. Pero lo más serio es que una buena parte de la pizza (un hemisferio si se prefiere) estaba cruda. Insalvable.

Entonces, las pizzas de Il Testardo no son malas, pero sí medias fomes, lo que puede ser incluso más desilusionante que una mala pizza.

l Il Testardo. Condell 1145, Providencia.