Violador obtuvo la custodia de hijo que tuvo con su víctima

Cecilia Rivera

Martes 10 de octubre de 2017

Un trámite iniciado por la madre del niño para conseguir ayuda estatal, le concedió derechos de paternidad que ni ella ni el criminal solicitaron.

Un polémico caso se ha destapado en el estado de Michigan, en Estados Unidos, luego de que un juez del condado de Sanilac concediera a un violador la custodia compartida del hijo que tuvo con su víctima, a quien violó cuando ella tenía sólo 12 años. ¿Lo más insólito? El agresor nunca pidió la custodia del pequeño que hoy tiene ocho años.

La violación ocurrió en septiembre de 2008, cuando la víctima, su hermana de 13 años y un amigo escaparon de casa para encontrarse con otro niño y su amigo, Christopher Mirasolo, que tenía 18 años en ese momento. Este último los mantuvo cautivos durante dos días y luego los liberó con la amenaza de matarlos si contaban lo sucedido.

Un mes después se constató que la niña de 12 años estaba embarazada. Mirasolo fue arrestado y condenado a un año de cárcel. Tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía de Sanilac fue liberado sólo seis meses y medio después, con el propósito de que cuidara a su madre enferma.

En 2010 Mirasolo agredió sexualmente a otra menor de edad y fue encarcelado por cuatro años. Sin embargo, fue liberado en marzo de 2012. Hoy su nombre aparece en el registro de individuos acusados de delitos sexuales y tiene prohibido estar a solas con menores.

Pese a todo lo anterior, el juez Gregory Ross recientemente le concedió tiempo parental y la custodia compartida del hijo que tuvo con su primera víctima, luego de que una prueba de ADN determinara que él es el padre biológico.

La situación se originó luego de que la madre del menor solicitara una subvención pública para su manutención. Esto inició un proceso burocrático rutinario por el cual el Estado intenta establecer quién es el padre del menor.

Así, el juez estableció que Mirasolo puede visitar a su hijo y le dio la dirección de la madre, que actualmente vive en Florida y, sin el consentimiento de ella, ordenó que el nombre del violador quede estipulado en el certificado de nacimiento del niño. Esto último implica que el menor llevará el apellido Mirasolo.

“Esto es una locura. Nada ha sido correcto desde que fue investigado originalmente. Nunca fue acusado adecuadamente y todavía debería estar sentado detrás de las rejas”, ha declarado a medios locales Rebecca Kiessling, abogada de la madre del niño.

APELACIÓN

La abogada asegura que la decisión del juez viola la Ley de Custodia de Niños Sobrevivientes de Violación, que permite a los tribunales rechazar las solicitudes de paternidad de los violadores convictos sobre los hijos concebidos como resultado de una agresión sexual. Por ello, presentó objeciones a la decisión del juez, las que serán revisadas en una audiencia a fines de este mes.

Tras conocer la decisión del juez, la abogada de Mirasolo, Barbara Yockey, explicó al periódico Detroit Free Press que su cliente no ha manifestado interés en ejercer el derecho de paternidad que le otorgó la orden.

Algunos medios locales han asegurado que no tendría intenciones de relacionarse con el niño ni contactar a la madre, pero sí se habría comprometido a pagar la manutención del menor.