Óscar Opazo celebró por dos: con gol y nominado a la Roja

Cristian González Farfán

Domingo 01 de octubre de 2017

De estar casi excluido por Pablo Guede, el carrillero anotó tres tantos en nueve días y fue convocado por Juan Antonio Pizzi para la doble fecha clasificatoria.

El estatus de Óscar Opazo en Colo Colo cambió abruptamente. De ser ninguneado por Pablo Guede, el ex jugador de Wanderers se apropió del carril derecho y fue puntal en los seis puntos que logró el Cacique en las últimas dos jornadas.

Hasta la sexta fecha del Transición, el flamante refuerzo albo apenas había disputado 60 minutos. En el debut en el torneo, ante Antofagasta, Opazo entró como titular y jugó 51’. Luego, entró siete minutos en el triunfo ante O’Higgins (segunda fecha) y dos minutos en la goleada ante la U (quinta fecha).

En las últimas dos fechas, sin embargo, el Torta no solo jugó dos partidos completos, ante San Luis y la UC, sino que se transformó en hombre clave: anotó un doblete ante los canarios y, en San Carlos, dejó al Cacique a tres puntos del líder Unión Española. No conforme con ello, fue convocado por Juan Antonio Pizzi a la Roja para la doble fecha clasificatoria.

Aunque menos incisivo que en el duelo ante San Luis, Opazo fue uno de los puntos altos de su escuadra, que se vio sobrepasada en el primer tiempo. Jorge Valdivia y Esteban Paredes naufragaron ante la marca férrea de los cruzados, y Santiago Silva desordenó a la zaga rival con sus movimientos en el área.

En el complemento, el Mago cobró protagonismo y Colo Colo salió de su ostracismo. Mereció, eso sí, quedarse con un jugador menos: Gabriel Suazo le pegó un sablazo terrible a Diego Buonanotte a los 56’, pero Patricio Polic ni siquiera lo advirtió.

Precisamente por los pies del ex Palmeiras, también convocado por Pizzi, llegó el único tanto del encuentro. Valdivia habilitó a Opazo, quien recibió el balón en offside. Tal como ante San Luis, giró el cuerpo hacia la zurda, su pierna menos hábil, para meter la pelota en la ratonera derecha de Cristopher Toselli. Golazo y estallido de la banca alba (67’).

Colo Colo se replegó. Más aun cuando Claudio Baeza se fue expulsado a los 83’ por doble tarjeta amarilla. El Cacique aguantó el vendaval de centros cruzados y se puso a tiro de cañón en la semana más feliz del Torta Opazo. “Me tocó difícil al principio, donde no le demostré al técnico que estaba para jugar dentro de los 11 titulares. Seguí entrenando, como siempre lo he hecho, y Pablo me dio la oportunidad la semana pasada y creo que le respondí”, expresó el ex caturro.