Manatí: hamburguesas vegetales

Sebastián Alburquerque

Miércoles 25 de octubre de 2017

Una sanguchería 100% vegetariana hace tan buenas hamburguesas que no se echa de menos la carne. En serio.

Lo más probable es que si a un carnívoro desatado le dicen que se puede comer rico sin carne, responda con la misma mirada de incredulidad y reproche que si alguien dice que se puede carretear sin tomar. Parecen palabras de buena crianza, frases que expresan más un deseo que una realidad. Y esta pregunta parece derechamente un oximorón: ¿Puede ser rica una hamburguesa hecha sin nada de carne?

Manatí es precisamente una sanguchería vegetariana, ubicada en Macul con Irrarazával, al lado del mítico bar gótico Mephisto. La gracia de su carta es que es todo 100% vegetariano. Desde las hamburguesas hasta los postres, no hay crueldad animal involucrada. Pero pasemos de las consignas al sabor.

En la visita se pidieron dos hamburguesas. Una “Manatí estiloso”, con hamburguesa de betarraga y poroto negro, con palta, rúcula, cebolla, tomate y veganesa ($4.700) y una “Manatí estepario”, con hamburguesa de garbanzo falafel, cebolla, lechuga, tomate, ají verde, pepinillos y mayo ($4.600).

Evaluar las hamburguesas, ambas principalmente de legumbres, en cuanto se acercan más o menos a una hamburguesa de carne sería un error. Ambas eran muy ricas en su propia categoría; la de porotos negros (una opción probadamente rica) ganaba con la adición de betarraga, porque además de un color muy entretenido, tenía un dejo semi dulce y terroso al final muy bueno. La de garbanzos, bueno, era como un falafel, lo cual siempre es rico. Una salsita de yogurt hubiera combinado a la perfección, eso sí.

También el pan era destacable. Casero y bien horneado, hacía que todos los mordiscos posibles de este sánguche estuviesen llenos de sabor. Lo único no tan bueno fue la veganesa hecha a base de zanahoria, que no sabía a nada.

Entonces, ¿se puede comer una buena hamburguesa sin carne? Manatí es la prueba de que sí. Son tan ricas que ni se echa de menos la carne.

Manatí. José Pedro Alessandri 97, Ñuñoa.