Chilli’s: el nuevo gringo mex del mall

Sebastián Alburquerque

Viernes 22 de septiembre de 2017

Una nueva cadena se estrena en el país, apostando por lo tex-mex. ¿Otro más? En este al menos lo picante sí pica.

Esta sección por lo general funciona de la siguiente manera: se elige un restaurant o picada, se come, se paga la cuenta y se escribe sobre la comida. Esa mecánica permite hablar sin ataduras sobre lo que estuvo bueno, más o menos, o malo de la comida, y también tener la misma experiencia que cualquier cliente. Pero esta vez aceptamos la invitación a conocer un nuevo restaurant que llegó a Chile; la cadena Chilli’s, que ya abrió un local en el Alto Las Condes, prepara otro en el Parque Arauco y una decena más en otros puntos de Santiago.

¿Qué fue lo diferente? Para empezar no pagué la cuenta (fue invitación, no perro muerto), y la cocina y garzones sabían que esos platos iban a una mesa con invitados de prensa y bloggers (hasta me cambiaron el plato lleno de salsa barbacoa dos veces).

Chilli’s es una cadena de restaurantes/bares gringo, de comida tex-mex. Se probó un degustación de entradas (Ultimate dipper se llama en la carta, y cuesta $13.990), que traía alitas de pollo fritas cubiertas de salsa búfalo, mini hamburguesas, arrollados primavera tex-mex y filetes de pollo rebosados, acompañados de salsas de queso azul y ranch. Rico todo, aunque la salsa búfalo era demasiado ácida.

También llegaron a la mesa unas quesadillas (hechas con mantequilla, como tienen que ser, a $8.490) bastante correctas, con una crema ácida casera muy buena, y unas costillas barbecue ($10.990) bastante fomes. La salsa era un poco plana y las costillas estuvieron más rato cociéndose en agua que en el horno.

Pero el plato que daban ganas de volver y pagar por él fueron unos filetes de pollo apanados y bañados en salsa de chile chipotle y miel ($8.990, con choclo y papas fritas). El apanado era como el de costillar cantonés, grueso y crujiente, y la salsa pegajosa, dulce y picante. A todas luces una chanchada, pero una muy rica.

Entonces: aunque no deje de ser un restaurant de terraza de mall, Chilli’s al menos tiene una propuesta interesante. Dedo para arriba.