Bachelet y el 11 de septiembre: "Hace 44 años las sombras cubrieron nuestra patria"

La Hora

Lunes 11 de septiembre de 2017

Esta mañana la Presidenta encabezó un acto oficial, en el que se realizó un homenaje a Orlando Letelier.

El salón panorámico del edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores, ubicado en Teatinos 180, ha sido bautizado como Canciller Orlando Letelier del Solar, en honor al ministro de Defensa, de Interior y canciller del gobierno de Salvador Allende, y que murió en un atentado en 1976, perpetrado por la DINA en Estados Unidos.

Sobre Letelier, Bachelet dedicó algunas palabras: “Fue un gran patriota, que dedicó su vida a servir a Chile y a su pueblo, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Orlando Letelier era un hombre brillante y por ello el Presidente Allende lo nombró en cargos estratégicos durante su gestión transformadora. Fue esa capacidad sobresaliente la que lo transformó, a ojos de quienes habían destruido la democracia, en un enemigo peligroso, al que decidieron asesinar, y este objetivo cobarde fue llevado a la práctica con éxito por manos criminales”.

Acerca de su fallecimiento, la Mandataria indicó que el crimer cometido hace 41 años “deja en evidencia no sólo el carácter profundamente antidemocrático de quienes habían tomado el poder en Chile a sangre y fuego, sino también, hasta dónde eran capaces de llegar para imponer sus ideas”.

En la ocasión, se realizó una misa en La Moneda en memoria del ex presidente Salvador Allende y sus colaboradores, a 44 años del golpe militar del 11 de septiembre de 1973. “Hace 44 años las sombras cubrieron nuestra patria, la patria de Mistral y Neruda, de Violeta Parra, la patria de O’Higgins, Carrera, Rodríguez y Prat, la patria de Aguirre Cerda, de Frei Montalva y Allende… La lucha de mujeres y hombres notables, como Orlando Letelier y muchos otros humildes y anónimos, permitió que recuperáramos nuestra democracia, nuestra convivencia pacífica y, sobre todo, nuestra dignidad. A ellos no tenemos que olvidarlos jamás”, declaró la Jefa de Estado.

“La verdad, la justicia y la reparación exigen, entre otras cosas, la preservación de la memoria con gestos como éste (…) para que el ‘nunca más’ sea una fuerza viva y actuante en nuestra convivencia cotidiana, para que las nuevas generaciones comprendan que los derechos humanos están por sobre cualquier consideración y que respetarlos y promoverlos es la fuente de legitimidad de toda política, y el fundamento de nuestra democracia”, concluyó Michelle Bachelet.