Crisis del agua: autoridad evalúa nuevas inversiones

María Eugenia Durán

Martes 28 de febrero de 2017

Superintendencia de Servicios Sanitarios admite que la ciudad debe estar preparada para el nuevo escenario de cambio climático.

Mientras la ciudad de Santiago volvía ayer muy lentamente a la normalidad, la población recuperaba el agua potable y las autoridades trabajaban por rescatar a los aislados y hallar a los desaparecidos tras los aludes del fin de semana, comenzaron los análisis sobre las responsabilidades en esta crisis. Aunque los especialistas aseguran que no existe el riesgo cero y que nuevos aludes en las zonas precordilleranas seguramente golpearán con intensidad, muchos apuntan a que la ciudad debe estar mejor preparada para afrontarlos y que en esto las inversiones son cruciales.

Uno de ellos es el superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna, quien considera que es momento de convertir a Santiago en “una ciudad más resiliente”, especialmente ante un nuevo escenario de cambio climático. “Estos eventos que tenemos hoy día han demostrado que la ciudad demanda que se realicen inversiones para poder afrontar estos problemas que hoy podemos prever y mitigar. Por cierto, no podemos eliminarlos en un cien por ciento, porque estos fenómenos climáticos siempre podrían desbordarse a situaciones que nosotros no sospechamos. Pero dentro de lo posible, se van a seguir haciendo las inversiones para poder mitigar estos impactos y también reforzar los planes de emergencia”, dijo a La Hora.

Michel De L’Herbe, experto en emergencias, explica que en Santiago “vivimos en una zona precordillerana y estas amenazas son parte de nuestro entorno y debemos aprender a vivir con nuestro entorno. Lo que hacen las inversiones son obras de mitigación que lo que buscan es disminuir el daño (…) y como ningún sistema está sujeto a falla cero es imposible pensar que en un momento dado no se vaya a cortar el agua”.

A_UNO_769594 agua

Bruna explicó que luego de que se manifestaran aludes similares en 2008 (luego en 2013 y 2015) “se le exigió a la empresa realizar inversiones para mitigar estos impactos, las que se comprometieron, se realizaron y hoy están operativas”. Se refiere a tanques de agua para darle más autonomía al sistema, de 8 a 9 horas, y después la conexión del embalse El Yeso con el acueducto Laguna Negra para poder abastecer la planta de La Florida. “Estas inversiones permitieron a la empresa superar varias crisis”, explica Bruna.

Paralelamente Aguas Andinas tiene otro proyecto que está en ejecución, que son grandes tanques que están en Pirque, que podrían dar una autonomía de 32 horas al sistema y que está comprometido para marzo de 2019. Eugenio Rodríguez, ejecutivo de la empresa, estimó ayer que lo del fin de semana se trató de “un evento de fuerza mayor y nosotros hemos reaccionado con todos los recursos que tenemos disponibles”.

Pero el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, cree “evidente que lo que alguna vez funcionó en Santiago ya no funciona”.

Al respecto, Bruna asegura que “hay varias cosas que se tienen que evaluar ahora y que tenemos que hacer. Lo estamos viendo desde el año pasado y estamos funcionando con un análisis de modelo de riesgo detrás de esto. También lo estamos viendo desde las construcciones y la reposición de infraestructura”. El superintendente advierte que “esto toma algún tiempo por las decisiones que hay que tomar y, además, tenemos que ver que las inversiones que hagamos sean lo más eficientes posibles”.

aguaa
Sistemas de alerta también requieren reformas

Además de las inversiones que se requieren para evitar nuevas crisis como las vividas esta semana en la capital, con los cortes de agua en 33 comunas, expertos también creen necesario que se modernice el sistema de alerta de emergencias para que realmente llegue a la población. “Un actor fundamental aquí es la Dirección Meteorológica, que genera los datos más duros y más básicos. Ella informó, así como en el caso de los aludes de Atacama, de manera amplia y adecuada, y con bastante anticipación”, dice Michel De L’Herbe, experto en emergencias, quien cree que en la Onemi, cuyo rol es informar a la autoridad de estas emergencias, “estamos con un déficit muy importante”.

Para este experto, “el que se levante una alerta amarilla, como la que se levantó para San José de Maipo, no le dice a la gente qué significa. Es como que yo te diga que hay que evacuar pero no te diga hacia dónde”. Y cree que había que ser mucho más claro con los riesgos y entregar información usando también las redes sociales.