No se puede comenzar un nuevo año sin una chispeante y efervescente copa de burbujas. Ya sea de espumante chileno o argentino, de champaña francesa o prosecco italiano; da igual: siempre es bueno brindar el primer día del año con una merecida dosis de esta bebida. Algunos le suman a este rito una bolita de helado de piña, algo que para muchos entendidos puede parecer una aberración; pero que para mí –y muchos, me imagino– es simplemente la resurrección de una antigua tradición que me recuerda a los antiguos años nuevos que pasé junto a mi familia, caminando en busca de un buen lugar para ver los fuegos artificiales, cada uno con copa en mano y arrastrando una cada vez más derretida cassata de tres litros.

Más allá de la adición de helado o no, elegir un buen espumante –y a buen precio, por cierto– es vital en estas fechas. Por suerte, las estanterías chilenas hoy cuentan con decenas de excelentes exponentes para hacer chin chin como corresponde.

Uno de los mejores precio-calidad que han aparecido este año es Bouchon Extra Brut ($7.000), elaborado con cepa país y cinsault; fresco, de rica acidez, burbuja fina y suaves notas a guindas ácidas. Un poco más caro, pero muy bueno también, es el Gemma Brut ($10.900), el hermano pequeño del premiadísimo Azur ($19.000), que se elabora con las uvas que se descartan para producir este último. Un lujito que viene directamente desde el valle de Limarí, delicado, elegante, de vibrante acidez y marcadas notas a manzana verde. El nuevo Brut de Misiones de Rengo, frutal y cítrico, también destaca, sobre todo por su precio: $4.490. Otro para quedar como rey es el ahora clásico Estelado Rosé de Miguel Torres ($6.590), un espumante suave y delicado, que tiene la particularidad de estar elaborado únicamente con cepa país, una de las más antiguas de Chile. No por nada ha ganado decenas de premios y hoy sigue siendo uno de los grandes –y baratos– espumantes chilenos. Y si ni uno de estos lo convence, váyase por el clásico Valdivieso, en especial, el Brut Limited ($4.990): elegante, de burbuja fina y ricas notas a manzana verde.