Cuáles son las libertades que valoran más los chilenos

Emma Antón

Lunes 28 de noviembre de 2016

Qué tan libres se sienten los chilenos, así como el rol que cumple la libertad y la opción de poder decidir en distintos ámbitos de su vida. Eso es lo que indaga el Índice de la Libertad, investigación realizada por la Fundación para el Progreso (FPP) y GfK Adimark.

Y la principal conclusión del estudio 2016 es que los chilenos se sienten menos libres que el año pasado. El índice bajó tres puntos: de 49 unidades en 2015 a 46 en este año.

Entre las libertades que ganaron importancia para los chilenos está el que las mujeres puedan decidir plenamente sobre embarazarse y tener hijos, que pasó del puesto trece obtenido en 2015 al tres en la medición de este año.

También el que se pueda decidir cómo y con quién formar pareja, casarse o formar familia, ya que pasó del puesto doce, en 2015, al seis este año.

Armando Holzapfel, gerente de la FPP, explicó que el índice “no sólo es una radiografía de lo que opina o piensa el chileno, sino que establece cuáles son los puntos más críticos o sensibles que afectan su vida y niveles de afecto o rechazo hacia la democracia y sus instituciones”.

Entre las libertades peor evaluadas se encuentran la capacidad de que las instituciones independientes fiscalicen a las autoridades, con un 34% de las menciones. Luego, con un 31%, se posiciona el que Tribunales de Justicia actúen de manera independiente del gobierno y parlamentarios de turno.

A su vez, el 69% de los chilenos cree que el gobierno actual ha restringido su libertad, principalmente, en el acceso a la salud, en el uso del dinero y en la justicia.

Cuando los niveles de ‘opresión’ más grandes provienen del propio Estado, en términos de la cada vez menor libertad en materia de salud, justicia o derecho a disponer de sus propios bienes y ahorros, el chileno está dando una alerta a las autoridades sobre lo que no quiere más. Y es apropiado tomar atención a estos datos”, sostiene Holzapfel.

El presidente de GfK Adimark, Roberto Méndez, destaca la importancia que tiene el Índice para tomar el pulso de lo que sucede en Chile.

La idea es poder realizar una proyección hacia el futuro, de tal manera que se pueda relacionar la libertad con lo que está pasando en Chile en el ámbito político, económico o de otro tipo”, aseguró.

Otra materia que ascendió en la clasificación es el poder decidir si ahorrar y en qué utilizar lo ahorrado, que subió de la octava a la cuarta posición.

Estas libertades, junto a la de decidir sobre la maternidad o con quién formar pareja, obtuvieron protagonismo por la influencia de la agenda noticiosa y política.

El ranking de importancia entre las libertades 2016 lo lidera la forma de criar y educar a los hijos, la siguen que el gobierno respeta la vida y la integridad de las personas, que las mujeres puedan decidir plenamente sobre embarazarse y tener hijos, determinar si ahorrar y en qué utilizar lo ahorrado, y decidir si alargar o no la vida ante una enfermedad terminal.