Invernadero geotermal será operado por reos

Natalia Heusser

Jueves 13 de octubre de 2016

La geotermia, que se produce con el calor interno de la Tierra, es una de las energías renovables con mayor potencial en Chile.

Para aprovechar este recurso, investigadores del Centro de Excelencia en Geotermia de los Andes (CEGA), de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, crearon el “Invernadero geotermal para la reinserción social en Aysén”, iniciativa que permitirá calefaccionar los cultivos del Centro de Educación y Trabajo “Valle Verde”, dependiente de Gendarmería.

En este proyecto piloto participarán treinta reclusos, a quienes se les preparará para el mundo laboral, simulando condiciones de trabajo en el medio libre.

El uso de esta opción energética no sólo entregará la posibilidad de obtener cultivos de hortalizas durante todo el año, situación que sólo es posible con los invernaderos calefaccionados a leña, sino que también abrirá un espacio para que los reos se capaciten en el manejo de los equipos y el desarrollo de un modelo de negocio sustentable.

30 reclusos participarán del proyecto y se prepararán para la reinserción laboral. 

“Cuando hoy se habla de invernaderos, se piensa que la forma de mantener el calor en su interior es casi exclusivamente mediante la radiación solar. Acá vamos a usar un recurso que viene de abajo, de la Tierra”, señaló Diego Morata, director del CEGA.

Diego Aravena, geólogo integrante del equipo, explicó que para producir el calor se usará una bomba geotérmica, equipo que aprovecha la estabilidad de la temperatura que se encuentra a un metro y medio de profundidad.

“El sistema lo construiremos en el verano y estará operativo entre marzo y abril del 2017. Además queremos replicar la idea en otros centros”, dijo.