China será el mayor consumidor de cine

Felipe Morales

Martes 05 de julio de 2016

En febrero las salas chinas vendieron más tickets que las estadounidenses, tal como lo predijo hace años Jackie Chan.

“Dentro de unos años, Hollywood aprenderá chino en lugar de nosotros inglés”. Las palabras que el actor Jackie Chan lanzó el 2008 auguraban un escenario cinematográfico que hoy se hace realidad: si las películas estadounidenses no triunfan en el mercado chino, el fracaso parece irremediable. El gigante asiático se alza hoy como el país que inclina la balanza a favor o en contra de un proyecto. Por ello Hollywood ya optó por lanzar tráilers orientados a este público masivo e incluso retoca guiones y escenas dependiendo de los intereses de sus espectadores.

Los números hablan por sí solos. Zootopía, la película animada que Disney estrenó en febrero pasado, fue considerada un éxito de taquilla -en parte- por el impresionante resultado obtenido en Oriente. En China recaudó US$220 millones, representando el 23,3% de las ganancias totales del filme. Capitán América: civil war corrió igual suerte. La cinta que enfrentó a los héroes de Marvel sumó US$937 millones en la taquilla internacional; el 27 por ciento de esa suma correspondió a tickets chinos.

6.800 millones de dólares recauda China al año por entradas al cine.

Warcraft, filme basado en el videojuego homónimo y que se estrenó la semana pasada en Chile, llegó a las salas del otro lado del mundo el 8 de junio. A la fecha, más de la mitad de su recaudación global corresponde sólo a China (US$140 millones).

Y por un tema cultural, Hollywood observa que una criticada cinta como Batman vs. Superman no decae en el país oriental. Ayudado por este público, el filme de Zack Snyder anotó el mejor debut para una cinta de superhéroe al recaudar cerca de US$100 millones sólo en China, correspondiente al 10,l% del total. El mismo camino recorrieron Star wars: el despertar de la fuerza y El renacido.

Antes de 2020
China es el segundo mayor mercado mundial del séptimo arte y los analistas prevén que podría quitarle el primer puesto a EE.UU. antes del 2020, gracias al rápido crecimiento del sector y nuevas leyes que buscan potenciar el área. En 2015 el cine chino generó ingresos récord por entradas, con un total de US$6.800 millones, acortando la distancia con Estados Unidos, que vende cerca de US$10.000 millones en taquilla anual.