Estos fueron los autos más robados del 2019

La Hora

Lunes 13 de enero de 2020

El año 2019 el robo de vehículos tuvo un aumento de un 20% en relación al año anterior, esto según cifras entregadas por la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH).

El estudio que reunió cifras entre enero y noviembre del año recién pasado, sólo a vehículos asegurados, determinó que el modelo más robado fue el Chevrolet Sail, con 439 robos, mientras en la gama de vehículos de lujo, la marca BMW tuvo 293 robos.

Otro dato importante es que la cantidad de hallazgos de robos bajó a 54,5% el 2019, mientras que el 2018 esa cifra alcanzaba el 58,5%. En cuanto a los robos con violencia, la mayor cantidad de concentró en el modelo de Chevrolet Sail, con un 73,4%, seguido del modelo Kia Morning con un 72,5% y el Kia Sportage con un 60,8%.

Al respecto, la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, señaló “si bien estos datos muestran un aumento de los robos a autos asegurados, al mirar la cifra completa de casos policiales por robo de vehículos, vemos una caída de este delito de -6,8% entre enero y noviembre de 2019. Esto significa que hubo 1.631 robos menos que en el mismo período del 2018. Estamos hablando del total del parque automotriz, en que parte importante de los vehículos no están asegurados (hasta el año 2018 solo 32,5%)”.

Futuro de los autos

Desde la PDI, señalaron que las bandas delictuales dedicadas a estos crímenes, usan menores de edad debido a su inimputabilidad, por lo que actúan de forma más violenta que los antisociales adultos.

“El destino de los vehículos robados es variado, usan los autos para cometer otros delitos y poder arrancar, venderlos por piezas en talleres clandestinos o blanquear sus documentos pasarlos por la frontera y venderlos o cambiarlos por droga en el extranjero”, agregó la subcomisaria Macarena Ortega, jefa de la oficina de análisis de la Jefatura Nacional Contra Robos y Focos Criminales (Jenacrof).

“Los vehículos de alta gama tienen, por lo general, sistemas más sofisticados de encendido, por lo que los delincuentes deben esperar que sus dueños estén al volante para poder quitarles las llaves o desactivar algún otro método de seguridad. Además se dan realce entre otros delincuentes al andar en autos de alta gama”, dijo Ortega.