La brutal desigualdad de Santiago: hasta 18 años menos de esperanza de vida

La Hora

Miércoles 11 de diciembre de 2019

«Suponíamos que las diferencias iban a ser importantes, pero en el caso de Santiago de Chile nos sorprendió la magnitud del problema».

Así de categórico fue Usama Bilal, investigador español de la Universidad de Drexel que expuso la brutal desigualdad social en la capital chilena. La más dramática del continente según su estudio.

Según el informe The Lancet Planetary Health, que replica el Diario El País de España, señalan que una mujer que reside en una zona de bajos recursos en Santiago de Chile vivirá 18 años menos que otra mujer que viva en la misma ciudad, pero en una zona de clase alta.

«Ahora mismo en Santiago hay protestas y en el mismo centro de esas protestas está la desigualdad social. Nosotros damos datos a la gente para que puedan probar que es real, que existe. Y que sea la sociedad la que responda si esta desigualdad es socialmente aceptable», señaló Bilal.

«Estos datos pueden empoderar a los ciudadanos para plantearle demandas a sus gobernantes», complementó.

Otras ciudades

En la capital, dependiendo de la zona donde vives, las diferencias de la esperanza de vida son de 18 años en mujeres y nueve en hombres.

En otras grandes urbes, como Ciudad de México, la diferencia es de 15 años para ambos sexos. En Buenos Aires (Argentina) es de 11 para hombres y nueve para mujeres. En Belo Horizonte (Brasil) es de 4 y 6 respectivamente y en San José (Costa Rica) de 4 y 3.

“Estos resultados destacan la importancia de desarrollar políticas urbanas enfocadas a reducir desigualdades sociales y mejorar condiciones sociales y ambientales en los barrios más pobres de las ciudades de Latinoamérica”, afirmó al citado medio Ana Diez, coautora del estudio.

“Esta es la primera vez que se mapea la magnitud extrema de las desigualdades en esperanza de vida en varias ciudades de Latinoamérica, y constituye un primer paso fundamental para poder disminuirlas o erradicarlas en un futuro”, finalizó Bilal.