Anuncian penas de cárcel efectiva para delitos de “cuello y corbata”

La Hora

Martes 10 de diciembre de 2019

En medio de una cadena nacional, el presidente Sebastián Piñera dio a conocer anoche detalles de la agenda “anti abusos y por un trato digno y justo”, que busca sancionar de manera más drástica los delitos llamados de “cuello y corbata”.

Entre los puntos más importantes destacó que fortalecerán la Fiscalía Nacional Económica, Organismo Público que vela por la libre competencia, “con nuevas herramientas para prevenir, investigar y denunciar los carteles y las conductas anti-competitivas, incluyendo el alzamiento del secreto bancario y la protección de las pruebas físicas o digitales de conductas anti-competitivas”.

Explicó que se aumentarán las sanciones penales con penas de cárcel efectivas, para los delitos de colusión cuando los bienes afectados sean de primera necesidad, como medicamentos o alimentos.

Además, se aumentarán “las sanciones penales y las multas para los delitos tributarios, el uso de información privilegiada y la divulgación de información falsa, para evitar abusos y asegurar igualdad de información y oportunidades en los mercados financieros”.

Junto con ello se establecerá que “las empresas que vendan productos al Estado informen la identidad de sus dueños personas naturales para permitir mayor transparencia, detectar y combatir abusos, conflictos de interés y concentraciones excesivas en la provisión de bienes y servicios al Estado”.

Por último, se creará la figura del denunciante anónimo, para que cualquier ciudadano, en forma anónima o con identidad protegida, pueda denunciar actos de colusión o delitos en el sector público o privado.

Sobre estas medidas, Piñera recalcó que “de esta manera, al igual que los delitos violentos, estamos incrementando las sanciones a los denominados delitos de cuello y corbata”.

CARABINEROS

Otra de las noticias que surgió durante la jornada de ayer fue la primera reunión del “Consejo para la reforma de carabineros”.

La instancia, está conformada por el ex ministro del Interior del Gobierno de Michelle Bachelet, Jorge Burgos; el director Ejecutivo de la Fundación Paz Ciudadana, Daniel Johnson; la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz; el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco y el ex presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, entre otros.

Según explicó el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien dirige esta instancia, la tarea de mayor importancia “y máxima urgencia es restablecer el orden público y el resguardo de los derechos humanos”.

“A partir de problemas que se evidenciaron en un primer momento (en el actuar policial) el presidente invitó a algunas instancias internacionales como Human Rights Watch, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. A partir del informe de Human Rights Watch surgieron tres compromisos fundamentales, la creación de una comisión especial en materia de DDHH, para hacerse cargo del seguimiento de las recomendaciones, la petición de un informe a Carabineros, y la creación de este consejo para la reforma de carabineros”.

Para cumplir con los objetivos que incluyen la modernización del trabajo policial, se estableció un plazo de 50 días.