A un mes de la PSU dan consejos para enfrentarla

La Hora

Jueves 07 de noviembre de 2019

Luego que el Consejo de Rectores decidiera cambiar la fecha de la PSU para el próximo 2 y 3 de diciembre, los estudiantes que la rendirán tendrán un par de semanas más para preparar la prueba.

Pero para expertos, lo ideal no es pegarse a los cuadernos gran parte del día, e incluso recomiendan dar un importante espacio al descanso para llegar lo más relajado posible a rendir la importante prueba.

Según explica Matías Vera, profesor de matemáticas del Preuniversitario Portezuelo, lo ideal es “estudiar por espacios limitados de tiempo y no integrar conocimientos nuevos, puesto que lo que no se aprendió es muy difícil adquirirlo en tan poco tiempo”.

Además, recomienda “comenzar a descansar más a los alumnos que así lo deseen y prepararse mentalmente para ese día que genera mucho nerviosismo”.

Para mejorar la memoria se encuentran ejercicios como “intercalar dibujos en los apuntes, subrayar las ideas principales, lograr conectar las ideas, repetir varias veces la información, asociar lo aprendido con palabras cables y explicarles a otras personas lo aprendido”.

Respecto a la alimentación, lo ideal es consumir cereales, pastas, arroz y legumbres. Incorporar los pescados altos en grasa como el salmón o atún y consumirlos dos veces por semana, ya que “estos alimentos ayudan a aumentar la capacidad de memoria, lectura, atención y concentración previo a la prueba”.

En relación a las horas del día que se deben dedicar a los estudios de la PSU, “no se debe estudiar por periodos de más de 2 horas. Los alumnos deben crear espacios de descanso y cambio de actividad después de bloques de estudio. A su vez, deben privilegiar un estudio comprensivo versus un estudio memorístico” comenta Carmen Verdejo, directora del preuniversitario.

Frente al tema de actividades de distracción se recomienda realizar aquellas que ayuden a relajarse o botar el estrés como, por ejemplo, realizar deporte, salir al cine, leer, ver alguna serie o película, o simplemente juntarse con los amigos y hac er algo que los saque de la rutina diaria para lograr desconectarlos.