Columna de Matías Salazar: el debate que viene...

La Hora

Martes 19 de noviembre de 2019

Nuestro país, gracias a la movilización de millones de chilenos y chilenas, iniciará, por fin, un proceso para elaborar una nueva Constitución más democrática, legítima y representativa. Este nuevo Pacto Social nos obliga a una profunda conversación y reflexión colectiva sobre nuestras libertades, derechos, obligaciones y el tipo de Estado y régimen político que queremos tener.

Sin embargo, en estos días se nos ha repetido como un mantra que la Carta Fundamental no resolverá todos los problemas que generaron las masivas movilizaciones, pero debemos reafirmar que representa una valiosa oportunidad para debatir un conjunto de temas que tiene una incidencia decisiva en nuestras vidas cotidianas.

En efecto, el nuevo texto nos permitirá discutir en qué clases de ciudades queremos vivir, cuál será el rol del Estado en la regulación del mercado del suelo, que permitiría barrios realmente integrados; en el acceso a la vivienda digna; en el derecho a una movilidad sustentable; en la provisión de los servicios de transporte público urbano, interurbano o rural. Y, por otra parte, cuáles serán las obligaciones y derechos de los ciudadanos, de las empresas y del propio Estado en materia medioambiental, generando un modelo de desarrollo compatible con éste, y cómo enfrentaremos el cambio climático en conjunto.

En simple, si queremos un Estado social de derechos o uno subsidiario como el que actualmente detentamos.

También, es relevante plantearnos cómo otorgamos más poder a los ciudadanos y a sus organizaciones.

Además, este debate constitucional nos permitirá establecer las bases de cómo descentralizamos el país y potenciamos el poder local.

Así, el proceso constituyente que iniciaremos es una oportunidad única que posibilita definir una nueva relación entre el ciudadano, sus organizaciones, y el Estado, con las ciudades, comunas, barrios donde habita y se desplaza, y con el medio ambiente en cual vive, todas poderosas razones para que participemos activamente de este momento histórico.

* Red Ciudad Futura.